Comscore

A UN CLICK

Una pareja esperó tener hijos durante años, pero no sabían que debían tener sexo para lograrlo

Una enfermera reveló que una pareja casada que esperaba tener hijos no se dio cuenta de que necesitaba tener relaciones sexuales para concebir. Rachael Hearson, de 59 años, fue enfermera ypartera durante más de 40 años en Gran Bretaña.​

En su nuevo libro, comparte historias conmovedoras, extrañas e hilarantes de su tiempo visitando familias y enseñando los cuidados médicos.En dicho texto narra su experiencia junto a una pareja que atendió cuando comenzaba su carrera y no había acceso a Internet:el matrimonio en cuestión no sabía que existían las relaciones sexuales. Por su ética profesional la mujer no reveló los nombres, pero sí cómo hizo para resolver esta incómoda situación.

En diálogo con el diario británico The Mirror sobre su nuevo libro, dijo:"Habían estado casados ​​durante algunos años, pero los niños no habían venido. El médico general dedujo que no sabían cómo hacer bebés, y era mi trabajo asegurarme de que lo hicieran!", contó la especialista.

Rachael, una principiante en ese entonces, tuvo que soportar la vergüenza para poder indicar al matrimonio cómo se "hacen" los bebés, porque ellos en realidad “no tenían idea”. "Realmente pensaban que los bebés llegaban como resultado simplemente de casarse y no tenían idea. Enseñar a alguien sobre sexo es una gran responsabilidad", agregó la partera.

La pareja no volvió a visitar a Rachael y no terminó de entender bien como tenían que hacer para poder concebir. Ante lo insólito de la situación, la visitadora médica no pudo volver a contactarlos. Si bien Rachael pudo reírse de su experiencia, el sexo y las recomendaciones a las parejas prevalecieron durante su carrera.

Contó que se enfrentó diariamente a muchos escenarios "extraños y absurdos" incluido el hecho de tener que presenciar una escena de un padre masturbándose en un sofá mientras su novia estaba tomando un curso sobre "abuso sexual".

De acuerdo con datos de UNICEF, alrededor de 150 millones de niños y niñas nacen al año en todo el mundo, por lo que es difícil imaginar que una pareja no sepa cómo se concebir.