San Juan 8 > A un click > Orzuelos

Orzuelos: por qué salen y cómo curarlos

Cualquier persona a la que le ha salido un orzuelo en el ojo alguna vez sabe lo molesto y doloroso que puede llegar a ser. Un orzuelo es un pequeño bulto de color rojo, parecido a un forúnculo o un grano, que aparece cerca de los bordes del párpado. Está producido por una infección bacteriana, normalmente por Staphylococcus aureus, y existen diferentes formas de aliviarlo y favorecer su curación.

Te puede interesar...

En el párpado, en la base de las pestañas, tenemos varios tipos de glándulas:

En el interior del párpado tenemos las llamadas glándulas de Meibomio, que se encargan de segregar una grasa que ayuda a estabilizar la lágrima, proteger la córnea y mejorar el movimiento del párpado.

Tenemos también las glándulas de Moll, que son un tipo de glándulas sudoríparas modificadas, y en las la misma raíz de la pestaña otra glándula sebácea llamada de glándula de Zeiss. Estas glándulas segregan lípidos que se agregan a la capa superficial de las lágrimas, lo que retrasa su evaporación.

Cuando estas glándulas se infectan e inflaman, se pueden obstruir. Al obstruirse, se forma ese pequeño abultamiento llamado orzuelo, que resulta muy molesto y doloroso.

Los orzuelos en el ojo son habituales en los niños por la costumbre de tocarse los ojos con las manos sucias.

Si el orzuelo aparece siempre en el mismo ojo, puede ser que el tejido esté debilitado a causa de infecciones anteriores y resulte más fácil su colonización por parte de la bacteria causante. En los adultos una causa típica es la falta de limpieza de las lentes de contacto.