San Juan 8 > A un click

Los mitos detrás de la dieta cetogénica y el aumento del deseo sexual

La famosa dieta cetogénica, popular entre las celebridades, es alta en grasas buenas y proteínas, y puede llegar a aumentar los niveles de libido. Los expertos lo explican

La dieta cetogénica comenzó en el 1920 con un único objetivo: tratar a niños epilépticos que no respondían correctamente a la medicación. Hoy, según un estudio del Centro Nacional para la Información Biotecnológica, esta dieta, además de tratar a personas con epilepsia, ayuda a las enfermedades neurológicas asociadas con el metabolismo deficiente de glucosa en el cerebro.

Es una de las más realizadas por las celebridades por el descenso de peso asegurado en poco tiempo comiendo “cosas ricas” y no una dieta basada en frutas y verduras. Kim Kardashian perdió, gracias a la “Keto diet”, 25 kilos. Megan Fox, Adriana Lima y Gwyneth Paltrow también probaron este régimen.

Te puede interesar...

La cetogénica son muy bajas en hidratos de carbono, son una estrategia popular y frecuente para los que desean bajar de peso. Imponen una fuerte restricción de frutas, verduras, legumbres y almidones, con el inevitable aumento desproporcionado en la ingesta de proteínas, grasas o de ambas.

“La restricción sostenida de los hidratos de carbono y su impacto sobre la mortalidad es controversial: persiguiendo exclusivamente la pérdida de peso se subestiman todos los aspectos protectores contra muchas enfermedades que aportan las frutas y las verduras. Esto produce un fuerte desbalance no solo de macronutrientes sino también déficit de micronutrientes (vitaminas y minerales)”, dijo Martín Viñuales, médico especialista en nutrición (UBA, MN 85186).

Las proteínas, variedad de carnes y huevos, tienen como función principal la regeneración del tejido muscular. Las grasas de buena calidad, como los frutos secos, palta y aceite de oliva, aportan omega 6, vitamina E y antioxidantes.

El estudio Calidad de Vida es el primero que evaluó de forma integral el efecto de la dieta cetogénica muy baja en calorías sobre el bienestar psicológico de las personas. Entre los resultados analizados fue relevante evaluar el ámbito de la actividad sexual.

Los resultados, que publicó la revista científica Nutrients, revelaron que las mujeres que seguían este tipo de dieta presentaban mejoras significativas en su actividad y función sexual, especialmente en las primeras semanas de tratamiento (momento de máxima cetosis) y al final de este. La actividad sexual de los hombres también presentó mejoras.

Fuente: Infobae