A un click
Lunes 08 de Octubre de 2018

Los susurradores de YouTube son furor ¿de qué se trata?

La rubia mira fijo a la cámara y dice algo en voz baja, como un susurro. Luego lame lo que parece una oreja de goma a la derecha y hace lo mismo del lado izquierdo. No son los primeros segundos de una película porno soft. Es YouTube. Y esas orejas son parte de un micrófono llamado 3Dio binaural, que en Argentina se consigue a 700 dólares.

La youtuber es María, del canal Gentle Whispering, con más de 1,4 millones de seguidores. Es la reina mundial entre otros miles que buscan provocar en quienes miran un "hormigueo mental" o "piel de gallina profundo" o hacer que estiren los dedos de los pies o levanten los hombros en un escalofrío "del bueno".

La neurociencia viene estudiando este tipo de estímulos desde la década del '70, pero nunca pudo terminar de explicarlo. Este año, de la mano de Internet, el tema se convirtió en fenómeno. Y explotó.


Los neurólogos lo llaman Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma (ASMR por sus siglas en inglés). Pero los usuarios lo describen mejor que un paper: los llaman "orgasmos cerebrales".

Aunque sólo cinco de cada 1.000 personas responden de esta manera especial a ciertos estímulos cotidianos (como acariciar cuero o la simple contemplación de una tarea manual, repetitiva y perfecta), el año pasado el número de videos que incluyen ASMR en el título se duplicaron. Pasaron de 5 millones a más de 11 millones. Lo mismo, en su escala, pasó en Argentina en búsquedas en Google. Y ya hay al menos tres "princesas" argentinas del ASMR, expertas en estimular a sus seguidores para que se relajen lo más que puedan.

Según datos de YoutTube, se suben unos 570 videos por hora que tienen ASMR en el título. La movida es tan fuerte que hasta Netflix se ocupó del tema. En la docuserie "Follow This" una periodista de Buzfeed dice que ama ver videos de ASMR en YouTube y se lanza a investigarlos por Nueva York. Pero también busca anclajes científicos.

El psicólogo y coordinador de Mindfullness del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), Martín Reynoso, explica: "El ASMR tiene que ver con algo que venimos estudiando desde 1975 y se llama Respuesta de Relajación. Es una respuesta del sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de relajar el cuerpo a través de la liberación de neurotrasmisores, es decir, que relaja músculos, reduce la presión arterial, disminuye el ritmo cardíaco y la respiración, la digestión se normaliza y los órganos realizan sus funciones de manera óptima".

Esta respuesta de relajación es como "el juego previo" en el cerebro. "No siempre se logran los orgasmos cerebrales -agrega Reynoso-, a veces sólo se da la relajación. Para que se produzcan es necesario que se den varios factores. La motivación y la confianza. La persona tiene que tener la disposición de ver estos videos y creer que le pueden servir. Como ocurre con la meditación".

Otro factor es que "mantener el foco determinada cantidad de tiempo en un estímulo suave y continuo -como estar con auriculares en la cama viendo el video- genera cierta apertura de sensibilidad. Ahí se va produciendo la respuesta de relajación y hasta puede empezar a conectar con algunos centros de placer en el cerebro y facilitar que se produzcan los orgasmos cerebrales", sigue Reynoso.

Con esas condiciones dadas, "se activa la zona límbica del cerebro, donde está el circuito de recompensa o de placer, basado en la dopamina, el neurotransmisor principal".
Embed

Quienes tienen personalidades más escépticas, críticas o con dosis altas de ironía, describe Reynoso, "suelen tener más dificultad en soltar el control y confiar, entonces es más difícil que puedan acceder a una respuesta de relajación y a la posibilidad de conectar más profundamente con los canales de los sentidos".

Stephen Smith, de la universidad de Winnipeg, que lideró dos de los primeros estudios sobre ASMR, asegura que quienes son sensibles al ASMR tienen redes neuronales que funcionan muy distinto a quienes no lo sienten. "Cuando alguien se relaja, ciertas áreas del cerebro tienden a activarse como una red. Pero en quienes tienen ASMR, esa red es diferente, cambiando las áreas cerebrales tradicionales por otras como las relacionadas con la visión, la información sensorial y el movimiento", detalla.

"Veo estos videos hace poco más de un año. Me acuesto y los pongo. Me producen una sensación de relax, puedo dormir mejor", dice Miguel Peinado (35), un micromprendedor de Almagro. "Antes veía ASMR de otros países hasta que encontré a los yotubers locales", agrega. Otros usuarios argentinos prefieren ver ASMR en ruso, chino o francés porque sienten un estímulo extra en la pronunciación. En cambio, otros ven a quienes hacen videos susurrando frases motivacionales. Va a estar todo bien. Vas a encontrar el amor.
Embed

Abi ASRM tiene 20 años y es el icono de las susurradoras argentinas. Tiene 142.951 suscriptores en su canal de YouTube. Aseguró que en la cobertura local de este fenómeno muchas veces "se ridiculiza a los creadores con títulos polémicos". Mientras, sigue haciendo lo que mejor sabe, con los auriculares puestos, susurra de principio a fin y aprieta unas donas de plástico para que el ruido atraviese la pantalla. Por su parte, Doncella Susurros tiene casi 100 mil suscriptores y hasta hace tutoriales de maquillaje susurrando.

Según un estudio publicado en octubre de 2017 por la doctora en Ciencias Cognitivas Emma L. Barrat y el investigador Nick J. Davis, un 75% de las personas sensibles al ASMR sienten una sensación de bienestar ante los susurros, el 64% ante los sonidos crujientes y un 53% ante los movimientos lentos y repetitivos. Por su parte, un 3% dijo disfrutar del sonido lejano de los aviones.

Además, el 50% de ellos sufrían algún grado de misofonía: rechazo a determinados sonidos que generan irritación. Por eso la mayoría de los youtubers argentinos graban de noche, para evitar sonidos externos y sustituirlos por los más agradables.

Entre esos sonidos hay triggers (o "disparadores") casi obligados. El primero es el tapping, que es hacer "pianito" con la punta de los dedos sobre una superficie dura, el segundo es el brushing, que puede ser peinar una muñeca o una alfombra, y otro el tongue clicking: chasquidos con la lengua.

"A nadie no le pueda gustar el ASMR. El que dice que no le gusta es porque todavía no encontró el subgénero de estas sensaciones para él", dice la susurradora argentina Ailén Martínez (28), del canal Austral Whispers ASMR.

"Hace tres años conocí el ASMR y me ayudó tanto que, ante la falta de videos de este tipo en español, empecé a hacerlos yo misma para los demás", dice Ailén, que padecía insomnio desde los 15 años y -relata- estos videos "me hicieron mejor que la medicación".
Embed

"Empecé a ver ASMR hace 4 meses, en una época de mucho estrés en mi vida, que no me hacía dormir bien. De casualidad vi un video que decía 'Si te dormís perdés'. Entré y quedé dormido. Desde esa noche no paré de verlos", narra Franco Medina (21), de Burzaco.

Si bien la neurociencia aún no habla de adicción al ASMR en YouTube, tampoco puede probar que el ASMR genere mejorías en los usuarios.

"Este tipo de técnicas inducen estados de relajación u orgasmos cerebrales, pero no necesariamente puede modificar rasgos profundos de las personas, como ansiedad o estrés. Son estados momentáneos y sería interesante observar si muchos de estos estados en el tiempo puedan producir algún cambio. Me parece muy difícil, porque esto es solamente un estado de conexión momentáneo, que produce cierto bienestar pero no produce un aprendizaje profundo en la mente de las personas",
cierra Reynoso.


El gurú del ASMR en el mundo: "Ver estos videos ayuda contra el estrés y el insomnio"

No creo que los videos de ASMR sean más adictivos que los videos de yoga, meditación o gatitos. Las personas seguirán viendo de manera constante cualquier tipo de video que les resulta entretenido, educativo o, en el caso de los videos de ASMR, porque los relaja profundamente, contra el estrés y el insomnio. Curiosamente, quienes ven videos de ASMR aseguran que tienen que tomarse un descanso de una semana o dos porque el hormigueo cerebral desaparece temporalmente. Eso puede demostrar que el ASMR, de hecho, parece tener un aspecto natural anti-adictivo.

Quienes son sensibles al ASMR tienen más probabilidades de ser más abiertos a las experiencias que los que no lo sienten. También tienen ciertas diferencias estructurales en sus cerebros. Pero todavía hay mucha investigación por delante para comprender mejor por qué solo algunas personas experimentan ASMR.

Los videos de ASMR pueden funcionar bien siendo videos porque sabes que estás seguro, la persona que aparece en el video no puede hacerte daño. Pero puede ser que a otros les cueste sentir el ASMR por no poder conectarse con un extraño que ven en un video. Necesitan el ASMR de una persona en vivo, que les toque el cabello o la espalda de una manera relajante. La desventaja de la ASMR de la vida real es que al interactuar con alguien que no conoces, invade tu intimidad al tocarte y el nerviosismo inhibe la ASMR.

En el libro, "Brain Tingles" (conquilleo mental), Richard, fundador de asmruniversity.com y profesor en la universidad de Shenandoah, Estados Unidos, ofrece una guía para el ASMR de persona a persona. "La pueden usar los padres para calmar a los bebés o acostar a los niños, los miembros de la familia se puede relajar mutuamente después de un día difícil en el trabajo, los spas pueden agregar ASMR a sus técnicas de relajación."


Fuente: https://www.clarin

Comentarios