A un click
Viernes 07 de Diciembre de 2018

Lo primero que veas revelará tu verdadera orientación sexual

El polémico test psicológico del biólogo Alfred Charles kinsey pone a prueba tu verdadera orientación sexual a través de un estudio que muestra lo que esconde tu cerebro.

Estos prácticos instrumentos te permiten medir o evaluar los rasgos generales de tu personalidad.

El biólogo Alfred Kinsey (1894-1956) tenía una polémica hipótesis que consistía en que la sexualidad no se dividía en heterosexual y homosexual, sino que la bisexualidad era un amplio espectro en nuestra persona.

Kinsey trabajó un estudio de más de una década, exploró la sexualidad humana sobre todo la femenina y estableció varios grados de comportamientos sexuales de acuerdo a la persona, gustos, preferencias y actitudes ante el sexo.

Mirá la imagen:
test sexualidad (2).jpg

SI VISTE UNA COPA

Esto significa que atraen exclusivamente las personas del sexo opuesto y por ende al ser 0 en la escala de Kinsey, nunca has tenido experiencias sexuales o fantasías con miembros de tu mismo género por lo que se te considera una persona heterosexual.

SI VISTE UN GATO

Eres un 1 o 2 en la escala de Kinsey. Si viste un gato significa que te atraen los miembros del sexo opuesto, pero han ocurrido pequeños “incidentes” que te hacen dudar sobre un encuentro sexual con una persona de tu mismo sexo. Eres una de las personas que tiene muy claro lo que quiere y te caracterizas por ser de mente abierta.

SI VISTE A UNA MUJER DESNUDA

Esto significa que te sientes enamorado y atraído por hombres y mujeres. Eres un bisexual que no te da miedo a probar cosas nuevas como la capacidad de conectar emocionalmente con los lados femenino y masculino de tu ser. Ser bisexual no tiene nada de mal.

SI VISTE UNA VENTANA ABIERTA

Si viste una ventana abierta significa que tu orientación sexual es predominantemente homosexual. Te sientes atraído exclusivamente por personas de tu mismo sexo y es poco probable que tengas fantasías o un encuentro sexual con una persona del sexo opuesto.



Fuente: larepublica

Comentarios