A un click
Sábado 11 de Agosto de 2018

Le ofrecieron un préstamo por WhatsApp, sólo dio su DNI, pero termino con la cuenta vacía

La oferta llegó al teléfono móvil de Lorena Luna vía WhatsApp. El mensaje se trataba de un préstamo de $ 70.000 a través de una empresa de créditos. La compañía -Presto Hoy- aseguraba rapidez en el trámite y entrega, con o sin el informe Veraz algo que hace muy atractiva a la propuesta. Se trata de la clásica estafa en la que los delicuentes usan el nombre de una empresa legitima, en este caso una marca de la fintech Wenance, para esconderse y hacer que la estafa sea más creíble. Tal como sucede con Netflix o Coto.

La mujer, enfermera del pueblo de Bordenave del partido de Púan, ubicado en el oeste bonaerense, cayó en la tentación y accedió a la propuesta sin saber que acabaría con su cuenta bancaria vacía. Según se informó desde la ayudantía fiscal de Puan, que instruye la causa, la denunciante habría realizado al menos cinco transferencias de fondos a cuentas de los bancos Patagonia, Columbia y Francés, inducida por los artilugios de los estafadores, supuestamente para obtener el préstamo.

La damnificada concretó los envíos de dinero por medio de un cajero automático de la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires en Darregueira, al parecer bajo la acción de comunicaciones telefónicas con los falsos prestamistas que le indicaron los pasos para hacer las transferencias. Según la damnificada, "sólo entrego el número de DNI".
Además los delincuentes accedieron a la cuenta de home banking de la víctima (la Banca Internet Provincia o BIP), y el 18 de julio solicitaron un préstamo de $ 100.000 a su nombre. El comisario Juan Carlos Jaime, jefe de la Policía Comunal puanense, ratificó los datos en base a la denuncia radicada por la enfermera de 41 años, quien -dijo- "entregó los comprobantes" de las transacciones. "Luna aceptó el préstamo y habría brindado a los estafadores los datos de su cuenta, porque si no no se entiende cómo accedieron a su home banking. Con esa información tramitaron un préstamo BIP por $ 100.000, que fue otorgado (el 19 del mes pasado)", explicó el uniformado. De acuerdo con la información suministrada por la víctima, los autores de la maniobra también sustrajeron de su caja de ahorro "$ 7.500 en concepto de adelanto de sueldo" requerido por los estafadores y "5.000 por un préstamo del cajero automático".

"Reconozco que me engañaron por ser ignorante y a pesar de mi desconfianza. Para que el cajero me dé un adelanto de haberes y un préstamo, tengo que confirmar esas operaciones y nunca hice ningún tramite. En mi cuenta no se registró ningún movimiento", aseguró Luna, por lo que se estima que usaron sus datos para confirmar las operaciones sin su consentimiento explícito.

Según fuentes bancarias, ya existirian al menos otra docena de casos similares.

Fuente: infotechnology

Comentarios