San Juan 8 > A un click > objetivos

Las 7 reglas de oro para lograr los objetivos

Una especialista revela los tips para centrarnos en la vida que queremos y animarnos a cambiar la que tenemos.

Antes, durante y después de la pandemia, siempre albergamos en nuestro interior algún deseo, un objetivo a alcanzar que la mayoría de las veces nos parece difícil de concretar. Sin embargo, nada es imposible, solo se trata de conectar con nuestro mundo íntimo y descubrir qué es lo que queremos y luego programar los pasos para hacerlo realidad. Y ¿qué necesitaríamos hacer para encontrarnos con aquello que tanto anhelamos? Todo es cuestión de tener un método, trabajar, perseverar y saber esperar los resultados.

Con Bienestar habló sobre esto con Teresa Sacco, contadora pública con un postgrado internacional en Dirección Estratégica y Formación en Negociación en Harvard y Master Coach Profesional (MCC) de la International Coach Federation (ICF-USA), que explicó cómo se pueden alcanzar los objetivos.

Te puede interesar...

“Si bien está la comunicación hacia el afuera, también está la conversación interna y la conexión con mi ser, mis objetivos y por ende mi bienestar, entrando en juego la escucha de mi propia historia, que tiene que ver con lo que yo me cuento de mi propia vida. Poder conectar con el corazón, con los verdaderos deseos del alma, reflexionando sobre si la historia que me cuento es la que estoy viviendo o quiero vivir, permite un estado de coherencia entre el pensar, el decir y el hacer”, sostuvo la especialista.

Sacco, coach organizacional y diplomada en coaching ontológico, sistémico y por competencias (CPC), aclaró que “la mejor forma de ir hacia nuestro interior conectando con nuestros objetivos, tiene que ver con poder definirlos claramente y desde ahí, trazar un plan de acción que marque el camino hacia ellos”.

En ese sentido, explicó: “Siempre tener presente que somos cuerpo, emoción y lenguaje funcionando de manera conjunta y que existen cuatro áreas fundamentales en las cuales dividir los objetivos, para así lograr un equilibrio entre lo personal y lo laboral, que nos lleve al bienestar”.

En esa misma línea, explicó que las cuatro áreas a considerar son:

  • Área personal: salud y desarrollo personal.
  • Área social: la pareja, familia y amigos.
  • Área vital: ocio-diversión y entorno físico.
  • Área económica: dinero y desarrollo profesional.

Según explicó Sacco, una vez definidas las áreas donde ubicar los objetivos, es indispensable considerar las “7 reglas de oro” que harán que esos objetivos sean realizables y contribuyan a encontrar la armonía en la vida diaria:

Expresar el objetivo en positivo.

Este debe ser lo más específico y detallado posible.

Establecer una unidad de medida para poder considerar el progreso hacia el objetivo

Determinar qué recursos económicos y humanos se necesitan.

Tener influencia directa sobre el objetivo, o sea: el camino hacia el objetivo debe depender de mí.

Ecología del objetivo: determinar el impacto que tiene en mí y en mi entorno.

Establecer un plan de acción.

Por último, la especialista insistió en que hay que animarse a cambiar el presente y convertirlo en aquel que queremos. “Eso nos conecta con la esencia de nuestro ser, con el verdadero yo. Es de destacar la importancia de sentir esa conexión con el logro, ponerle alas a los objetivos. Enfocarse en el qué quiero, dirigiendo toda nuestra energía hacia el objetivo, sin preocuparnos tanto por el cómo. Ya llegará el momento oportuno en que se nos revele, sólo por tener en claro cuál es la meta”, concluyó.

FUENTE: TN