A un click
Jueves 18 de Abril de 2019

Lanzan el "Netflix de los millonarios", con películas de u$s 500 a u$s 3000

Es una plataforma de estrenos en la que para ser admitido hay que disponer de un límite de u$s 50.000 en la tarjeta de crédito y abonar u$s 15.000 por el decodificador.

Su nombre oficial es Red Carpet Home Cinema, pero ya lo llaman el "Netflix de los ricos" o el "Netflix del 1%", porque solo se lo puede permitir el 1% de la población global.

Es que, sin duda, Red Carpet nada tiene que ver con Netflix.


Se trata de una plataforma que cobra entre u$s 500 y u$s 3000 por "alquilar" un estreno cinematográfico.


Y solamente pueden ser admitidos quienes dispongan de un límite de u$s 50.000 en sus tarjetas de crédito y estén dispuestos a abonar u$s 15.000 por el dispositivo que debe conectarse para su instalación.


"Es un servicio de lujo que proporciona acceso a las nuevas películas cuando se lanzan", dice el sitio web.


La idea fue de Fred Rosen, un empresario y abogado estadounidense que presidió Ticketmaster, la compañía global de venta y distribución de entradas, y trabajó también para el Cirque Du Soleil, Outbox Technology y varios proyectos personales por los que fue premiado a lo largo de los años.


Y aunque está pensada para salas de cine domésticas sofisticadas, "lo cual mejora la experiencia en general", el sistema es compatible con la mayoría de televisores de alta definición que salieron al mercado en los últimos tres años.


"Cada producto que se me ocurre tiene una versión de lujo, lo cual me hizo pensar '¿por qué no las películas?'", le dijo al diario The New York Times en un artículo reciente sobre su nueva aventura empresarial.


Rosen, de 75 años, consiguió contratos con Warner Bros., Paramount, Lionsgate, Annapurna y 20th Century Fox (ahora de Disney) para que eso fuera posible, además de una serie de licencias para asegurarse de evitar la piratería.


El resultado es un catálogo anual de 40 filmes, incluidos éxitos taquilleros recientes que no se pueden encontrar en Netflix, como "Aquaman" o "Nace una estrella", ambas estrenadas en 2018, que pueden alquilarse por un máximo de dos proyecciones en 36 horas.


No importa que sean pocos los suscriptores, ya que son mucho más rentables. Y es que según Rosen apenas necesita 4000 abonados anuales para ganar con este sistema unos u$s 300 millones al año.


"Ni siquiera buscamos tener 10.000 personas", le explicó el empresario al medio estadounidense en la nota.


En el sitio de preguntas y respuestas de la página web deja claro que busca gente con altos recursos: "Las películas oscilarán en unos pocos miles (de dólares). Ninguna costará menos de u$s 500".


"Disfruta de una amplia variedad de cintas de estreno a medida que están disponibles en el confort, conveniencia y lujo de tu propia casa" dicen.


En palabras de Rosen: "A todos nos encanta ver películas. Yo quise llevar esa a casa con un servicio de lujo de calidad".


"Les recomendaría este servicio a mis amigos", dijo la actriz y ex directora ejecutiva de Paramount Pictures Sherry Lansing, uno de los 25 hogares en donde se lleva probando el sistema desde principios de año.

Comentarios