San Juan 8 > A un click > Vacaciones

La nueva forma de vacacionar que se volvió tendencia

El término en inglés refiere a "vacaciones en el hogar" o "vacaciones caseras". Te contamos por qué miles de personas se sumaron en pandemia a esta innovadora modalidad de disfrutar actividades de ocio sin moverse mucho de casa.

La pandemia por el COVID-19 ha modificado la manera de viajar y vacacionar en todo el mundo. El cierre de las fronteras, la escasez de vuelos y la crisis económica provocada por el coronavirus, obligaron a la gente a repensar y barajar nuevas alternativas para disfrutar de las actividades de ocio sin necesidad de movilizarse o gastar mucho dinero. Quizás por tal motivo, las “Staycation”se volvieron tendencia este último año. Miles de personas eligen esta modalidad para pasar una vacaciones sin riesgos.

“Staycation” es un término en inglés que fusiona dos conceptos: stay(quedarse, estar) y “vacation” (vacaciones). Es decir, que cuando hablamos de esta tendencia, hacemos referencia a unas vacaciones caseras que combinan la comodidad del hogar con el goce de experiencias nuevas y placenteras que rompan con la rutina.

Te puede interesar...

Las mismas no requieren alojarse fuera de la vivienda durante las noches, aunque eso es optativo. Pueden ser escapadas de fines de semana, paseos cortos por la zona de residencia como por ejemplo el turismo urbano, experiencias turísticas de un día como están ofreciendo varias agencias, días de spa o mismo reacondicionar la casa con amenitiesveraniegos como ser piletas, juegos acuáticos, duchas de exterior, decks, entre decenas de alternativas posibles.

Las "staycation" se pusieron de moda en EE.UU. en 2008, cuando se dispararon los precios del combustible y la gente prefirió veranear en sus casas. (Foto: Adobe Stock)

Este concepto está estrechamente relacionado al de nearcation”, que es ir de vacaciones a un lugar relativamente cercano de casa. En inglés, nearcation”y staycation” se pueden utilizar indistintamente, ya que el destino de viaje puede estar en la misma región metropolitana en la que una persona reside o mismo, en la propia residencia.

La incertidumbre generada por los constantes cambios en las decisiones de los gobiernos debido a la actual y compleja situación sanitaria, sumado al creciente número de contagios del coronavirus, hicieron que miles de personas dieran marcha atrás en la compra de paquetes turísticos y aéreos, y que descartaran la posibilidad de trasladarse a lugares desconocidos. El miedo a no tener reembolsos o reprogramaciones, llevaron a que las “staycation”vuelvan a ser tendencia.

La mayoría de las agencias del mundo están ofreciendo este tipo de salidas express como pueden ser un día de campo, un paseo en velero, una jornada de spa, tours por lugares históricos de las ciudades, excursiones que conectan con la naturaleza y hasta experiencias gastronómicas en reconocidos restaurantes a puertas cerradas y abiertas. Con el objetivo principal de evitar la rutina, muchas personas acondicionan sus casas para esquivar el agobiante calor del verano y crear una atmósfera de relajación que otorgue sensación de vacaciones.

Pese a que están en auge, las staycation”no son una novedad: tuvieron gran popularidad tras la crisis financiera de 2007–2010. Además, se convirtieron en un fenómeno popular en Inglaterra durante el 2009, ya que la debilidad de la libra esterlina hizo que las vacaciones en el extranjero fueran significativamente más caras e inaccesibles para los ingleses. Debido a la pandemia global, este año volvieron a tomar relevancia, atrayendo a cada vez más seguidores que las implementan.

¿Cómo fue que nació este término?

La primera referencia se hizo en un artículo que escribió Terry Massey en 2003 para el periódico “The Sun News”. Sin embargo, y según un blog de viajes de Connecticut, la palabra staycation” fue acuñada originalmente por el comediante canadiense Brent Butt en el programa de televisión “Corner Gas”, en el episodio “Mail Fraud”, emitido el 24 de octubre de 2005.

La palabra se puso de moda en Estados Unidos durante mayo de 2008, cuando comenzó la temporada de verano y los precios de la nafta habían alcanzado niveles récord, lo que llevó a muchos norteamericanos a reducir sus gastos, preferentemente cortando aquellos que iban a ser destinados a viajes.

En 2009, la Universidad Estatal del Lago Superior agregó el término a su “lista de palabras desterradas”, señalando que vacaciones no es sinónimo de viaje y que, por lo tanto, no era necesario un término separado para describir unas vacaciones durante las cuales uno se queda en su casa. No obstante, terminó siendo agregado a la edición 2009 del Merriam-Webster’s Collegiate Dictionary.

Beneficios de las “Staycation”

Es probable que las vacaciones caseras sean menos costosas que aquellas que implican viajar, pero también requieren de voluntad, ingenio y creatividad. Entre sus beneficios están:

  • Permite el ahorro de dinero ya que no hay gastos de alojamiento, transporte ni salidas gastronómicas en destinos con precios turista.
  • Evitan el estrés asociado con los viajes como el jet lag, la documentación requerida para salir del país, el tener que lidiar con el peso de las valijas, soportar viajes largos o extensas esperas en los aeropuertos y terminales de transporte.
  • Al evitarse la conglomeración de gente, se mantiene más el distanciamiento social y, por ende, se reducen las chances de contagio del coronavirus.
FUENTE: TN