A un click
Sábado 13 de Julio de 2019

La fórmula low cost de la viajera de Banfield que ya recorrió 35 países

Delfina Pabón tiene 25 años y es mochilera, trabaja en los lugares que visita y usa poco el celular. "La experiencia es increíble", dice.

A las nuevas generaciones de jóvenes se las conoce como "nómades de la era digital" ya que buscan viajar con el fin de encontrarse con experiencias inolvidables y crecer desde un modo más espiritual, por sobre otros proyectos clásicos como estudiar o construir una familia. Así fue que Delfina Pabón, de 25 años y vecina de Banfield, sureña del GBA, decidió "comerse el mundo": ya lleva más de 35 países recorridos bajo su filosofía "low cost".


Con esta metodología económica, que incluye realizar trabajos tranquilos en sus viajes, "couchsurfing" (es ir gratis a casas de familias receptivas al turismo), uso medido de los datos del celular, y el hospedaje en hostels, permiten a Delfina poder recorrer el mundo y guardar dinero para sus aventuras. Asegura que en lo que "más invierte" es en un seguro médico, contra todo riesgo de salud.


La menor de tres hermanos recuerda que su espíritu viajero estuvo nutrido desde la infancia, cuando se iba de vacaciones con su familia a distintas localidades de la Costa pero especialmente, a los campamentos que organizaba su escuela. "Considero que estas fueron las vivencias que más me moldearon al momento de viajar, porque hoy en día trasladarme así en modo camping y en contacto con la naturaleza es algo que aprendí a hacer desde muy chica y elijo siempre", confiesa.


Pabón terminó el secundario en 2011 y comenzó a estudiar Arquitectura. Sin embargo, un viaje a Uruguay que realizó para trabajar y juntar dinero para costearse su carrera "le abrió la mente": conoció personas que asegura que le "cambiaron la vida" y dejó todo para comenzar a recorrer el mundo.


La viajera, determinada con su decisión, cuenta: "Comprendí que sea lo que sea que me haga feliz en esta vida, sólo debo ir y hacerlo. La felicidad, para mí reside en tener la capacidad de elegir la vida que quiero llevar. Entonces, si todo depende únicamente de mi, ¿qué estaba esperando?"


Delfina cuenta todas sus aventuras en su blog viajero y a sus más de 5 mil seguidores en Instagram (@delfipabon), a los que ella siempre está atenta respondiéndoles y compartiendo decenas de "Stories'. Actualmente, se encuentra conociendo Hong Kong, luego de una paradisíaca visita a Tailandia.


"Es la ciudad más desarrollada que visité en estos años viajando por el mundo. Está super megapoblada, repleta de gente de todas partes del mundo, muy limpia, todo funciona a la perfección, carísima pero también se gana muy buen dinero. En fin, una locura. Me encanta como experiencia", dice.


Con la idea de "establecerse unos meses o un año", la viajera más aventurera del Conurbano relatará todo lo que sucede en la "New York asiática", en donde, según sus palabras, "hay todo para todos". Entre sus sueños, relata la idea de conocer Japón, visitar India con su madre y volver a la universidad para estudiar fotografía, una de "sus grandes pasiones".


Consultada sobre qué es lo que más extraña de Argentina, Delfina responde: "Extraño muchísimo nuestra cultura. La última vez que estuve en Argentina fue hace un año y no puedo explicar cómo extraño la forma de ser de la gente. Y obviamente, la pizza argentina".


"Pero más allá de lo gastronómico lo que más extraño es el encuentro. Juntarnos a comer un asado el domingo en lo de mi vieja con una copa de vino y dormir una siesta en el sillón y tomar mate con mis amigas", sostiene.


Imparable, Delfina confiesa sentirse llena de regocijo por "habérsela jugado" por lo que quiso, en salir a ver que le deparan otras culturas, etnias y husos horarios. "Lo que más me llena de orgullo también son los mensajes que me llegan de todas esas mujeres que les valgo de inspiración para animarse a viajar solas y descubrir el mundo. Ser eso para quienes están en ese cajón lleno de incertidumbres donde yo alguna vez estuve, me llena el alma", finaliza.


Comentarios