A un click
Viernes 06 de Abril de 2018

La clave de una relación exitosa es mantener aspectos de la soltería

Si hay una queja habitual dentro de un grupo de amigos es cuando uno "desaparece" cuando se pone de novio y deja de salir. Parece consumirse por completo en la relación. Muchos hombres y mujeres abandonan los encuentros sociales para sumergirse en la intimidad de la pareja, saliendo a pasar el rato con sus amigos únicamente cuando el otro se encuentra fuera de la ciudad, o cuando se separan.

"Los conceptos de 'almas gemelas' o individuos hechos 'el uno para el otro' son espejismos sobre los cuales el imaginario colectivo tiende a poner toda la expectativa en una sola persona", explicó Cecilia Moia, psicoanalista miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y experta en consulta de parejas.

Según la experta Gabriela Rougier, psicóloga especialista en terapia de parejas, cuando los roles de amante, mejor amigo y confidente confluyen en un solo individuo, si eso se rompe, la caída es muy dura y la recuperación igual. Por eso, mantener algunos aspectos de la soltería en una relación es realmente el mejor enfoque para sostener la pasión y enriquecer una relación.

La cultura popular idealiza el mito de encontrar una única persona, tanto en las parejas como en los mejores amigos, que satisfaga todas las necesidades. Sin embargo, nadie, ni un compañero ni amigo, puede hacerlo.

"La condición de único en cualquier relación y más aún en la de pareja, genera la ilusión de una completitud, que solo aplasta el deseo, pues exige cada vez más que el otro nos colme", aseveró Moia.

Poner a una pareja en este pedestal fácilmente volteable de amante perfecto, único y mejor amigo solo lo prepara para fallar. Los amigos, por ejemplo, son catárticos y ayudan a resolver los problemas en las relaciones al tener a alguien con quien hablar y pedirle consejo.

Sin embargo, la especialista se cuestionó si este aspecto es en verdad propio de la soltería o lo es en realidad propio de la vida misma. "¿Por qué renunciar a ellos cuando se inicia o se está en pareja? ¿Tras qué ideal corremos cuando pensamos que alguien nos puede dar todo o ser lo único?", se preguntó.

Por muy divertidas que sean las salidas románticas, pasar tiempo con amigos de manera individual o grupal por fuera de una relación puede ayudar a enriquecer el pacto entre los socios. Les permite a ambos tener nuevas experiencias que amplían sus intereses y perspectivas, y perseguir pasiones que de otro modo podrían quedarse inactivas.

"Tener una vida rica en intereses en general, conservar los espacios propios y los lugares de crecimiento personal ayuda en el sentido que evita poner toda la carga en una única persona", agregó Rougier.

Sin embargo, si hay demasiadas diferencias, se pueden generar crisis irreparables en la pareja. "Si un miembro de la relación -explicó- es más bien solitario y planea únicamente una vida de a dos y el otro es sociable y busca mantener activas las relaciones con los demás en diferentes actividades y encuentros, se terminarán por distanciar".

Según Rougier, el crecimiento personal siempre alimenta a la pareja, pero la cuestión está en saber acompañar ese crecimiento. "Si el otro tiene una vida hacia afuera y crece en una dirección y el otro se estanca en su crecimiento posiblemente la pareja se aleje", advirtió.

Si tienen intereses completamente diferentes o trayectorias profesionales que los apasionan -e incluso si ambos persiguen los mismos títulos o trabajos-, hablar sobre sus experiencias personales puede ayudar a comprender mejor las trayectorias profesionales y las dificultades laborales del otro. Una buena mezcla de similitudes y diferencias brinda lo mejor de ambos mundos.

John Gottman, profesor de psicología ampliamente conocido por su trabajo en terapia familiar y de pareja y por su análisis de la estabilidad matrimonial, explica que uno de los hábitos saludables que tienen las parejas que son felices y que perduran en el tiempo son lo que se llaman los "mapas del amor".

Uno de los principios básicos de las parejas emocionalmente inteligentes es que tienen un completo y actualizado mapa del amor. Esto quiere decir que conocen íntimamente el mundo de su compañero.

"Es ese lugar en la mente donde guardamos toda la información sobre la vida de nuestra pareja. Mantener esos archivos actualizados es la clave para acompañar el crecimiento del otro", aseguró Rougier.

Para la experta, lo importante de tener una vida fuera de la pareja es que el otro esté al tanto. Si bien no significa contar todos los detalles en profundidad, no tiene que ver con la mentira ni el engaño sino con conservar ciertas áreas de intimidad de uno mismo o de experiencias compartidas con otras personas.

Mantener un poco de misterio es saludable en la relación. Conocer exclusivamente todo sobre una pareja puede tornarse aburrido y rutinario. Tener aspectos de las personalidades propios para unos mismo aumenta la intriga y atracción entre los sujetos.

Barack Obama lo explicó mejor en una entrevista con la revista estadounidense The New Yorker en 1995 al hablar acerca de su relación con su mujer Michelle: "Es esa tensión entre familiaridad y misterio lo que hace que algo sea fuerte, porque, incluso mientras construyes una vida de confianza y consuelo y apoyo mutuo, conservas cierto sentido de sorpresa o maravilla sobre la otra persona".

Estos momentos de dedicación personal revelan descubrimientos, significados y propósitos acerca de la vida. Este proceso comienza en la adolescencia y continúa a lo largo toda la vida.

Dejar en claro que se necesita espacio personal es una petición perfectamente razonable. Si el otro presume que ser independiente puede ser dañino para él, presionará para que estos 'tiempos para uno' no ocurran. A veces, la presión puede provenir de una pareja necesitada que requiere atención y seguridad constante.

Tener una diversidad de aspectos en primer lugar, equilibrados y sólidos ya sea solo o en pareja, solo mejora la calidad de vida. ¿Por qué conformarse con menos?

Fuente: infobae

Comentarios