Comscore

A UN CLICK

Hallaron un tesoro de 3.000 años de antigüedad que contiene joyas y hasta una espada con su vaina

El descubrimiento fue declarado de "importancia nacional" por las autoridades de Escocia. Además, había otras piezas de la Edad del Bronce que no esperaba hallar.

Cuando Mariusz Stepien recuerda lo que halló recientemente, todavía no lo puede creer. Se pellizca, les resulta un sueño. Es que descubrió un tesoro de unos 3.000 años de antigüedad, con piezas increíbles.

El hallazgo producto del buscador de metalestuvo como escenario lalocalidad de Peebles, en Escocia, comunicó este lunes a través de su cuenta de Twitter la Unidad de Tesoros de la Oficina de la Corona.

Pese a que la noticia fue dadaa conocer ahora, el descubrimiento del cazador de tesoros amateur se llevó a cabo en junio, momento en que Stepien avisóinmediatamente a las autoridades locales sobre las piezas encontradas.

Al tiempo, un equipo de arqueólogos del Museo Nacional de Escocia realizó una excavación en el área puntual, donde encontraron piezas que jamás esperaban.

Por ejemplo, hallaron joyas y una espada de bronce completa aún en su vaina, un arnés para caballos y accesorios para carros o carretas que se remontan a la Edad de Bronce Tardía (1000–800 a.C.).

El equipamiento del caballo incluía correas, anillos y adornos de bronce decorados, refleja el portal RT en español.

Asimismo, se conservaron el cuero y la madera, lo que permitió a los expertos trazar las correas que conectaban los anillos y las hebillas y ver por primera vez cómo funcionaba el arnés para caballos de aquella época.

En la actualidad,el tesoro se encuentra en un laboratorio.Sin embargo, los expertos crearon un modelo 3D de los objetos "en el lugar".

Para Emily Freeman, directora de la Unidad del Tesoro, el hallazgo resulta de "importancia nacional", según declaró a la BBC.

"Tan pocos tesoros de la Edad del Bronce fueron excavados en Escocia, que fue una oportunidad increíble para nosotros de recuperar no solo los artefactos de bronce, sino también el material orgánico", subrayó la experta.

Además, lejos de dar por finalizada la tarea,explicóque todavía queda "mucho trabajo por hacer para evaluar los artefactos".

Por su parte, el artífice del hallazgo con su detector de metales recuerda el momento que le cambió su vida: "Estaba temblando de felicidad. Pensé: 'Nunca había visto nada como esto antes'.

Y cerró con orgullo: "Sentí desde el principio que podría ser algo espectacular y acabo de descubrir una gran parte de la historia de Escocia".