Hallaron en Miramar unas huellas fósiles de un diente de sable
Hace 30.000 años las llanuras de la provincia de Buenos Aires no eran lo que son hoy. Las planicies estaban cubiertas por arbustales secos, similares a los que pueden verse en la Patagonia.
Estas planicies eran habitadas por mamíferos de grandes dimensiones, hoy extintos, incluyendo enormes perezosos terrestres de varias toneladas de peso, grandes ungulados (como toxodontes y macrauquenias) y gliptodontes, parientes de los armadillos. Entre todos estos gigantes se encontraba el Smilodon o tigre dientes de sable.

Un hallazgo reciente de un equipo de investigadores de la Fundación Azara, la Universidad Maimónides, el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, el Museo Argentino de Ciencias Naturales y el CONICET, logró descubrir pisadas fósiles de Smilodon que brindan datos de gran importancia.

"El hallazgo de huellas fósiles es muy raro y un hecho inusual en cualquier investigación paleontológica. De hecho esta es la primera vez en la que se encuentran fósiles de pisadas del tigre dientes de sable", señaló Federico Agnolín, uno de los paleontólogos que las estudió.
huellas fósiles diente de sable en Miramar (2).jpg

El descubrimiento lo hizo el personal del museo municipal hace varios meses y los investigadores expertos en este tipo de mamíferos los asistieron y analizaron las huellas en un trabajo publicado hace unas semanas.

"Las empezamos a estudiar, a analizar y ahí pudimos publicar el trabajo. Cada hallazgo pasa por una serie de evaluaciones. En nuestro país hay muchos restos del diente de sable, hasta en Tierra del Fuego. Pero, en general se encuentran restos de los esqueletos. El hueso da datos, pero no te dice cómo era el animal en vida. Las huellas te dan mucha más información como la forma de caminar, la forma de las patas. Es muy dìficil que se fosilicen las huellas, son casos muy raros y eso es lo que tiene de interesante de este hallazgo", agregó el investigador.

Estas huellas fueron descubiertas en la ciudad balnearia de Miramar, en la provincia de Buenos Aires, y tienen una antigüedad de unos 30.000 años. Fueron dejadas por un Smilodon mientras caminaba por la orilla de una pequeña laguna. El descubrimiento lo fue publicado por los investigadores la revista especializada Ichnos.
huellas fósiles diente de sable en Miramar (3).jpg
huellas fósiles diente de sable en Miramar (4).jpg

El Smilodon fue un felino, cuyos caninos como sables sobresalían hasta 25 centímetros de la boca. Con estas armas atravesaba el cuero grueso y las duras corazas de los grandes mamíferos que constituyeron sus presas. Lamentablemente, debido a que los paleontólogos sólo conocen su esqueleto, aún se sabe muy poco sobre cómo vivía el mamífero.

"Estas huellas muestran que el Smilodon fue un animal adaptado a caminar largas distancias en aquellas planicies pampeanas. Además, nos muestran que las extremidades anteriores del Smilodon eran muy anchas y robustas, mucho mayores que las traseras. Esto ocurre en animales que no son buenos corredores y que, en cambio, atacan a sus presas mediante la emboscada. El Smilodon esperaría oculto el paso de algún gran mamífero. Ante la menor distracción, el tigre dientes de sable se abalanzaría sobre su presa y la tumbaría para luego aferrarla con sus extremidades anteriores y rematarla clavando sus filosos caninos como cuchillos.", detalló Agnolín.

Debido a este y otros importantes descubrimientos paleontológicos recientes, la Municipalidad de General Alvarado y la Fundación Azara planifican construir un nuevo Museo de Ciencias Naturales en la localidad, a partir del área de la respectiva temática que hoy tiene el Museo Municipal Punta Hermengo.

Hallazgo en Junín

A principios de año, a causa de la baja del río Salado, aparecieron sobre sus riberas una gran cantidad y variedad de restos fósiles. Los mismos pertenecen a un grupo de animales considerados como "megafauna" que eran mamíferos que al alcanzar la adultez superaban los 1000 kilogramos. Dentro de esos fósiles rescatados por personal del Museo Legado del Salado, se ha encontrado un metapodio, que es un hueso de la "mano" (metacarpo) o del "pie" (metatarso), perteneciente a un Smilodon.


Fuente: infobae