A un click
Martes 06 de Febrero de 2018

Hallaron en China una tumba de 1.000 años con un mecanismo antiladrones

La tumba "antiladrones", una construcción muy poco frecuente, se descubrió en el yacimiento de la localidad de Xinli

Una tumba de unos mil años de antigüedad, con un sistema de bolas de piedra rodantes para defender el lugar de saqueadores, fue hallada por un equipo de arqueólogos en la provincia nororiental china de Liaoning, informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

La tumba "antiladrones", una construcción muy poco frecuente, se descubrió en el yacimiento de la localidad de Xinli, la cual, según los expertos, podría pertenecer a un aristócrata de la dinastía Liao (916-1125), anterior a la invasión mongol de China.

Las bolas de piedra también forman parte de un sistema de alcantarillado interior para evitar que la tumba se inundara, pero prevendrían también la llegada de ladrones, señaló uno de los investigadores, Si Weiwei, del departamento de reliquias culturales provincial, consignó la agencia de noticias EFE.

Los arqueólogos destacaron el hallazgo en la tumba de una pintura al fresco, en la que se agregaron otras figuras posteriormente, en tres ocasiones, y en la tercera capa se pueden identificar vehículos, caballos, camellos y figuras humanas.

Los investigadores especulan que el primer fresco se pintó antes de la muerte del aristócrata, el segundo tras su funeral y el tercero, único en el que se pueden identificar los motivos dibujados, después del fallecimiento de su esposa.

La mujer de este hombre poderoso también fue enterrada en el lugar, por lo que podría ser un panteón familiar.