Comscore

A UN CLICK

Así funciona la escuela que no tiene aulas ni maestros

“No me sigan a mí, sigan al niño”, repetía María Montessori (1870-1952), médica y matemática en sus inicios, cuya pasión por la educación la llevó a crear el método Montessori. La pedagoga logró que con su plan educativo los alumnos aprendieran las operaciones básicas antes de los seis años.

La pedagogía Montessori pone el foco en la persona, antes que en las herramientas. El chico se pone en un lugar de respetar el otro, respetar diferencias y diversidades, reconocer a cada ser viviente como individuo que importa y a la comunidad como parte del medioambiente.

Al igual que los métodos Waldorf, Doman y Reggio Emilia, este es un enfoque alternativo que se hizo un lugar en el sistema educativo. “Conseguir alumnos autónomos es el principal pilar de esta metodología”, explica Gabriela Agostina Valente, Guía Montessori de nivel secundario. Si bien esta alternativa respeta la evolución y el desarrollo de cada chico independientemente de su edad, ya hay escuelas oficiales en Argentina que están alineadas a nivel ministerial con la secundaria 2030.

Características de la educación Montessori

• El aprendizaje está basado en proyectos.

• Los alumnos son líderes de su aprendizaje.

• El profesor se transforma en mentor.

• En lugar de aulas los alumnos se agrupan en “ambientes”.

• Los alumnos experimentan en trabajos de investigación científica.

• El aspecto emocional se aborda diariamente.

• Se estudia por bloques. Esos bloques se ven en proyectos, guía de trabajo (una actividad de una carpeta que dan los mentores donde esa guía están las expectativas). Ellos tienen que ser autónomos para conseguir sus objetivos.

• Los alumnos se autoevalúan mediante el sistema de rúbricas.

• La autonomía es el gran aprendizaje, por eso también los chicos se calientan su comida, ponen la mesa, lavan los platos, barren. Hacen sus tareas y responsabilidades para que también lo haga en la casa. La familia y el acompañamiento es fundamental.

“Por ejemplo, hay reuniones a primera hora de la mañana que se llaman asambleas que duran 15 o 20 minutos para conversar sobre distintos temas del ambiente que son lideradas por algún alumno”, comenta Gabriela Valente. “Esto permite trabajar habilidades blandas, de comunicación y de expresión”.

Hacia el liderazgo personal y en la comunidad

Los creadores de Google, Amazon y Wikipedia fueron alumnos Montessori. Precisamente Larry Page, Sergey Brin, Bezos y Wales constituyen el mejor reflejo del mundo adulto Montessori: "Son personas creativas innovadoras, flexibles, de mente adaptativa y además, líderes mundiales, con consciencia de la comunidad y el medio ambiente", describe Valente.

"El método te pone en un lugar de liderazgo. Nuestra formación es para que sean expositores, oradores; para que desde chiquitos ya se puedan plantearse sus propias investigaciones. Tienen motivación en el área de aprendizaje que más les gusta. Se trabaja autoconfianza y la tolerancia a la frustración”, concluye.

Fuente: tn.com.ar