San Juan 8 > A un click

Fue enterrada viva, llamó desde la tumba con el Apple Watch y se salvó

El caso, surrealista, ocurrió en Washington en las últimas horas. Una mujer, que intentó ser asesinada por su esposo, llamó al 911 desde la tumba con su reloj inteligente y salvó su vida en forma milagrosa. Young An, de 42 años, había sido atada y amordazada por su marido Chae An, de 53 años.

Te puede interesar...

Al mejor estilo del estreno de Netflix "El teléfono del Señor Harrigan", la mujer amordazada con gruesas cintas llamó desde la tumba en la que fue enterrada al 911 desde su Apple Watch. La llamada, que fue difundida por Fox News, es impactante.

La telefonista que la atiende no logra comprender qué está pasando. "¿Podés escucharme?", dice la operadora. Young parece tratar de decir "Sí, Sí", pero como tiene la boca tapada, no logra hacerse entender.

“¿Qué está pasando ahí?”, pregunta la operadora. “Voy a conseguir ayuda para ti. Me quedaré en la línea contigo”.

También le pregunta a la víctima si tenía una emergencia médica y agrega: "¿Estás herida?".

Pero la mujer aún no puede comunicar la situación aterradora en la que se encuentra y parece murmurar: “¡Ayuda! ¡Ayuda!" En un momento también se escucha a un perro ladrar de fondo durante la dramática grabación, que termina cuando llega un oficial de policía, pero solo después de que la mujer haya sido secuestrada.

Chae supuestamente arrastró a su esposa separada al garaje, donde rompió su reloj, la arrojó a su minivan y se fue.

El video de la cámara de vigilancia de un vecino capturó el vehículo pasando por un SUV de la policía que estaba llegando. Otras cámaras también muestran la minivan acelerando en el área.

La policía no sabía en ese momento que había habido un secuestro, dijo la policía a Fox News.

El sospechoso llevó a su mujer a un lugar boscoso donde supuestamente la apuñaló en el pecho y la enterró viva en una tumba poco profunda.

Young dijo que logró respirar retorciéndose para evitar que la tierra la sofocara mientras yacía en el pozo durante varias horas antes de finalmente lograr arrancar la cinta. Se dirigió a una casa cercana en Lacey, a unos 100 kilómetros al suroeste de Seattle, donde golpeó la puerta y suplicó ayuda, dijo la policía.

Cuando llegó un ayudante del alguacil, Young gritó: “¡Mi esposo está tratando de matarme! ¡Ayúdenme!”, según una declaración.

El martes, Chae se declaró inocente de los cargos de intento de asesinato en primer grado, secuestro por violencia doméstica en primer grado y agresión por violencia doméstica en primer grado.

Young, que tenía una orden de restricción contra Chae que había sido rescindida antes del presunto secuestro, fue vista comprando dulces de Halloween el lunes después de sobrevivir a la terrible experiencia, informó Fox News.