A un click
Lunes 17 de Junio de 2019

¿Es verdad que usar el celular en una gasolinera puede hacerla explotar?

Seguro alguna vez sacaste el móvil en una estación de servicio y te advirtieron que no debías usarlo allí. ¿Cuál es el motivo?

Llegas a la estación de servicio, estacionas tu automóvil al lado del surtidor y sacas tu móvil mientras esperas que te atiendan. Inmediatamente, te advierten que no puedes usar el teléfono allí. ¿A qué se debe esto?

La prohibición del uso del móvil en gasolineras está instituida en el mundo. Está prohibido hacer llamadas, enviar mensajes y navegar porque la radiación electromagnética emitida por los dispositivos podría causar una explosión. Ahora bien, ¿esto es realmente cierto?

Hay una realidad: la gasolina es un compuesto volátil usado como combustible debido a la alta energía que liberan sus vapores. Estos son los que, en verdad, encienden el compuesto y podrían provocar una explosión.

Lo cierto es que han ocurrido accidentes en gasolineras por responder una llamada de teléfono o realizar algo con él, pero algunos argumentan que esos episodios son aislados y no permiten generalizar.

Tampoco se han generado pruebas concluyentes de que los aparatos a radiofrecuencia impliquen un riesgo de combustión. De hecho, la Comisión de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC), órgano que supervisa las normas de seguridad de los móviles, reconoce que la prohibición es "exagerada".

La energía que emiten los dispositivos es mínima y la única forma de que se produzca una explosión sería que exista una falla en la batería que encienda una chispa.

Aún así, la medida se sostiene con el argumento de que es mejor prevenir que curar. Entonces, por lo mismo que los manuales de móviles advierten no usar el celular en "atmósferas potencialmente explosivas", ¿por qué no evitar usar el teléfono durante los cinco minutos que te toma cargar gasolina?

Comentarios