A un click
Domingo 28 de Enero de 2018

¿Es bueno recompensar la pérdida de un diente?

La psicóloga Analía Gómez Malacalza brinda algunas pautas para aprovechar este momento como una introducción al mundo del ahorro y enseñarles el valor del esfuerzo.

La llegada del Ratón Pérez representa un hito en la vida de un chico. El diente que se cae y el indicio del crecimiento de otro va de la mano de una recompensa y quizás, del primer contacto para ese nene con su propio dinero.

La primera pregunta entonces es cuánta plata poner en la almohada. Según las mamás consultadas por Entremujeres, las familias suelen dar a sus hijos entre $ 50 y $ 150 por cada pieza, indistintamente de si es un diente o una muela.

Una de ellas precisó, además, que el primer diente de su hijo costó $ 80 y el segundo, $ 150. Este aumento, según ella, no tuvo que ver con el índice de inflación sino con la "cotización" que su hijo traía de la escuela, de sus compañeros. "La recompensa que trae el ratón tiene que ser algo simbólico, porque son niños pequeños", explica la psicóloga Analía Gómez Malacalza.

Además, sobre si es bueno sostener la costumbre de la plata debajo de la almohada, la especialista dijo que puede "ser una oportunidad para introducirlos en la idea del ahorro y que sepan que al juntar algunos billetes o monedas ellos podrán comprarse lo que quieren". También resaltó que es una ocasión adecuada para "explicar de una forma concreta y didáctica el orden de los números".

Además, el billete no es el único elemento de cambio posible para ese diente. "También puede ser algún juguete pequeño o una golosina", añadió.

En definitiva, es una "oportunidad para introducir a los chicos en la dinámica social del intercambio del dinero y que aprendan sobre las nociones de ahorro y esfuerzo", concluyó Gómez Malacalza.

Fuente: entremujeres

Comentarios