A un click
Sábado 08 de Septiembre de 2018

Era un viaje romántico pero se convirtió en un viaje de terror

Ya tenían todo organizado: iban a tener una "escapada romántica", casi como si se tratara de una luna de miel, a las Salidas Grandes de Salta. Pero los protagonistas de esta historia, una pareja joven de la Ciudad de Buenos Aires, no se imaginaban el giro dramático que iba a tener su viaje. De un sueño color de rosa, a una pesadilla por el costo de los daños sin escalas.

Su visita por la provincia norteña se transformó en una escena de terror cuando llegaron al salar y cayeron accidentalmente en un barranco de medio metro. A raíz del incidente, el auto que habían alquilado sufrió muchos daños. Desde el estallido de los parabrisas, por activarse los airbags, hasta el eje del vehículo averiado.

Pero el accidente fue solo el primer capítulo de la historia. La agencia de alquiler, Andar Salta, se negó a enviarles un remolque. Según explicó el abogado de la pareja, Claudio Calabressi, a TN.com.ar, les dijeron que el seguro no lo cubría y que tenían que llamar a una grúa en forma privada. Ese servicio les costó 11 mil pesos y ni siquiera les entregaron una factura.

Como si fuera poco, cuando llegaron a la empresa vivieron un "momento de gran tensión". El letrado explicó que tuvo que estar presente la policía salteña y que se generó una situación "casi extorsiva", ya que los oficiales habrían presionado para que los turistas pagaran por los daños. En ese momento, desde la compañía les aseguraron que debían abonar 200 mil pesos más 50 mil de lucro cesante. El auto que habían alquilado era un Chevrolet Prisma de 110 mil kilómetros.

Calabressi aclaró que el auto no tenía botiquín y que era llamativo que la agencia no cubriera el remolque ni los desperfectos por el accidente. A su vez, argumentó que los oficiales no tendrían que haber intervenido porque se trató de un conflicto basado en un "contrato entre partes".

Desde el Ministerio de Seguridad de Salta informaron que como los turistas se habían negado a pagar ese monto, la compañía decidió llamarlos. Y una vez en el local, intentaron asesorar a la pareja.

Sobre el rol de la Policía en la discusión hay versiones cruzadas. El abogado insistió a este medio en que los efectivos les dijeron a los jóvenes que si no abonaban los gastos, quedarían varados en la provincia y no podrían volver a Buenos Aires. Hasta los llamaron por teléfono cuando regresaron al hotel para saber si iban a acordar con la agencia. Mientras que las autoridades argumentaron que solo le dijeron a los turistas que podían hacer una denuncia si les parecía excesivo el monto.

Todavía el final es incierto. Las partes negociaron reunirse para arreglar un posible plan de pago. El Ministerio de Seguridad salteño confirmó que habrá un inspector, de la fiscalía de Turismo, para mediar en la discusión.


Fuente: tn

Comentarios