A un click
Sábado 01 de Diciembre de 2018

El avión privado de una de las Kardashian que cuesta US$ 100 millones

El clan Kardashian se sabe que es de los más millonarios que existe. Y entre los miembros de la familia, una integrante en particular tiene una fortuna bastante importante que además creció con su matrimonio. Ella es la famosa y mediática Kim Kardashian. Junto con su marido Kanye West forman un equipo ideal para los negocios y resulta difícil calcular realmente cuánto dinero poseen.

Pero lo que sí está claro es que son una de las parejas más ricas del planeta, casi al mismo nivel que Beyoncé y Jay-Z. Mansiones lujosas, gustos extravagantes, vacaciones millonarias. Todo aquello que remita a gastos exorbitantes parece poco para esta pareja, quienes además no dudan en ostentar en sus redes sociales el altísimo nivel de vida que llevan.

Y uno de todos estos gestos fue protagonista absoluto. Tras pasar unas vacaciones de Acción de Gracias junto a toda la familia, Kim Kardashian y Kanye West se embarcaron en un avión con rumbo desconocido y subieron las imágenes a Instagram. El vehículo es un Boeing 747 en el que podrían caber 440 pasajeros, pero el matrimonio lo alquiló para ellos solos.

¿Cuánto les costó el lujoso avión? Mejor no saberlo, pero trascendió que la cifra que desembolsaron es de 100 millones de dólares.


Una cantidad que los propietarios pueden justificar por el hecho de que puede trasladar a sus pasajeros de un hemisferio a otro sin hacer escalas ya que el aparato tiene un alcance de 14.800 kilómetros.

Pero esta característica no es lo que fascinó a Kardashian, sino las impresionantes prestaciones del avión que ella misma se dedicó a mostrar en detalle a través de varios videos. Empezando por las habitaciones.... nadie diría que eso es un avión, ya que a juzgar por las imágenes, tienen el mismo nivel de un cuarto de hotel cinco estrellas.

Pero si no desean dormir durante todo el vuelo, también hay una "zona común", que es algo así como la zona de los asientos, pero por supuesto no tienen nada que ver con los de la clase turista de las aerolíneas. Además, hay salas de reuniones y cuartos por todo el avión que llevan a lugares aún mucho más espaciosos.

Y lo más curioso de todo es que con tanta capacidad de asientos libres, Kim Kardashian y Kanye West decidieron viajar con su entrenador personal porque no quieren dejar de hacer ejercicio ni en el aire. Incluso, bromearon con que podían directamente instalar un gimnasio con la gran capacidad de sobra que tienen en el vehículo.
Embed

Fuente: clarin

Comentarios