Comscore

A UN CLICK

Descubrieron un agujero negro más destructor: devora la masa del Sol a diario

Afirman que crece más rápido de lo que podría y que brilla miles de veces más que una galaxia entera.

Los agujeros negros suelen ser "monstruos" que devoran todo a su paso, con diferentes tamaños y voracidades. Por ejemplo, los del centro de las galaxias tienden a ser supermasivos y el de la nuestra tiene una masa equivalente a 4 millones de soles.

Sin embargo, existen algunos muchos más gigantescos y con más "hambre". Y los astrónomos descubrieron en el interior de un quásara 12.500 millones de años luz de la Tierra un colosal agujero negro ultramasivo que devora el equivalente a la masa de un sol cada día.

Afirman los expertos que se trata del agujero negro de más rápido crecimiento en el universo y también el más luminoso: brilla miles de veces más que una galaxia entera.

Y aportan un dato: si estuviera en el centro de nuestra galaxia,podría verse 10 veces más brillante que una luna llena y haría casi imposible la vida en nuestro planeta.

Este agujero negro llamado J2157 fue descubierto en 2018 por el mismo equipo de investigación, dirigido por la Universidad Nacional de Australia, que ahora revela algo inesperado en su artículo publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Según datos obtenidos recientemente por los astrónomos, J2157 no es el agujero negro más masivo conocido pero es 34.000 millones de veces más pesado que nuestro soly cinco veces más pesado que M87*, el agujero negro supermasivo presente en la galaxia elíptica M87, amplían.

Respecto al agujero negro supermasivo que tenemos en la Vía Láctea, llamado Sagitario A*, J2157 es 8.000 veces más pesado.

Cifras inquietantes

El descubrimiento de J2157 mostró que está creciendo desde que el universo tenía solo 1.200 millones de años, menos del 10% de su edad actual, refleja el portal de ciencia Tendencias21.

Además, se supone que crece a una velocidad un 40% más rápida que la máxima establecida por su masa. Algo que desconcierta porque un agujero no debería ser capaz de hacer tanto.

Los cuestionamientos empezaron a dar vuelta por la cabeza de los analistas que se preguntan cómo es posible que pudieran existir desde una época tan temprana del universo.

Mientras los australianos habían estimado que J2157 tenía una masa récord de 20 mil millones de soles, nuevas observaciones con el Very Large Telescope de ESO en Chile permitieron establecer la velocidad con la que J2157 aspira magnesio ionizado, que produce una firma espectral precisa, y definir la masa con mayor precisión, refleja el portal científico.

¿Desarrollo imposible?

Con estos nuevos datos, J2157 se ha convertido en el agujero negro más grande en un período tan temprano en la historia del universo, ya que según los conocimientos actuales sería imposible que se hubiera desarrollado con esas magnitudes.

De esta manera, el descubrimiento llevó a los astrónomos a reconsiderar sus modelos cosmológicos relativos a la creación de agujeros negros en el universo.

En las teorías previas, uno de esas características habría necesitado mucho más tiempo y materia que absorber.

Los investigadores concluyen que esto abre un abanico de posibilidades sobre su creación y crecimiento después del Big Bang.