A un click
Viernes 17 de Mayo de 2019

Descubren más de 400 millones de fragmentos de basura en una isla remota

El plástico encontrado era en su mayoría artículos de un solo uso, como envases alimentos, botellas, cubiertos, bolsas y sorbetes.

El diminuto archipiélago de las Islas Cocos (Keeling), que cuenta con una población de solo 600 personas, es uno de los lugares más remotos de la Tierra: pertenecen a Australia, pero se encuentran a unos 1.300 kilómetros al noroeste de sus costas, en medio del océano Índico. Gracias a sus playas tropicales, son conocidas como un destino turístico.

Sin embargo, estas islas paradisiacas han acumulado una cantidad asombrosa de basura: un grupo de científicos marinos ha encontrado arrojados en su territorio 414 millones de fragmentos de plástico, que pesaban un total de 238 toneladas, de acuerdo un estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Los desperdicios incluían un estimado de 373.000 cepillos de dientes y 977.000 zapatos. Pero el plástico encontrado era en su mayoría artículos de un solo uso, como envases de alimentos, botellas, cubiertos, bolsas y sorbetes, según especifica el estudio.

Los investigadores concluyeron que el volumen de la basura encontrada apunta a un aumento exponencial del plástico global que contamina los océanos y "destaca una tendencia preocupante en la producción y descarga de productos de un solo uso".

La autora principal, Jennifer Lavers, del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos de la Universidad de Tasmania (Australia), explicó que las islas remotas sin grandes poblaciones son el indicador más eficaz de la cantidad de residuos que flotan en los mares.

"La contaminación plástica es ahora omnipresente en nuestros océanos, y las islas remotas son un lugar ideal para obtener una visión objetiva del volumen de desechos plásticos que circula actualmente por el globo", destacó Lavers.

Además, el estudio encontró que la cantidad de residuos hasta 10 centímetros por debajo de la playa era 26 veces mayor que la cantidad visible. De esta manera, las investigaciones anteriores que solo evaluaron la basura de la superficie podrían haber "subestimado drásticamente la escala de acumulación de desperdicios".

Asimismo, los expertos explicaron que la comunidad local ha intentado sin éxito encontrar un sitio apropiado para un vertedero u otras formas de deshacerse adecuadamente de la basura. "En ausencia de un cambio rápido y significativo, los desechos antropogénicos se acumularán en las playas, con impactos cada vez más percibidos por la biodiversidad", alerta el estudio.

Fuente: RT.com

Comentarios