A un click
Miércoles 22 de Agosto de 2018

Debieron elegir a uno de sus dos hijos para que siguiera viviendo

Una pareja china se vio obligada a que solo uno de sus dos hijos mellizos de 10 meses realice un tratamiento para salvar su vida, ya que no tienen el dinero suficiente para solventar los gastos médicos. En este sentido, realizaron un sorteo y así decidieron cuál de los dos tendrá más posibilidades de vivir. Cuando la situación parecía irreversible, una entidad de caridad ayudó al matrimonio y la historia tuvo final feliz.

Los bebés, apodados "Saludable" y "Feliz" por sus padres, nacieron el pasado mes de octubre en Guangdong, sur de China, y fueron diagnosticados con una rara enfermedad inmune llamada Granulomatosa crónica (CGD) y no se espera que vivan después de la edad de dos años, según el Daily Mail.

La enfermedad se conoció en noviembre, cuando Saludable, el hermano mayor, repentinamente tuvo dificultades para respirar y fue llevado de urgencia al hospital. A raíz de esto quedó internado en terapia intensiva, mientras que Feliz se había quedado con su abuela. Al poco tiempo, el otro hermano experimentó los mismos síntomas y trasladado al hospital.

Los médicos les dijeron a Qiu Boqin y su esposa Deng Baoling que cada uno de sus bebés necesitaría un trasplante para sobrevivir y que las dos operaciones podrían costar alrededor de 114 mil libras esterlinas.

Ambos estuvieron internados durante nueve días antes de ser trasladados a una sala común y de ser diagnosticados con la enfermedad CGD. Cuando los médicos les informaron que los bebés necesitaban un trasplante, Boqin y Baoling se pusieron en contacto inmediatamente con el Programa de Donantes de Médula China de la Sociedad de la Cruz Roja, que gestiona el reclutamiento de donantes de células madre hematopoyéticas (HSC) no relacionadas.

En febrero, Qiu y la Sra. Deng trasladaron a sus mellizos a un hospital en Chongqing, que es famoso por tratar el CGD mientras esperaban el resultado de los donantes. Aunque la enfermedad se puede curar con un trasplante de médula ósea, el proceso es complicado y puede ser difícil encontrar un donante que sea una combinación perfecta.

Posteriormente, el Programa de Donantes informó a la pareja que habían encontrado donantes que estaban dispuestos a ayudar a sus hijos, pero que cada trasplante iba a costar aproximadamente 57 mil libras esterlinas.

Hasta este entonces, los padres de los mellizos ya habían gastado una fortuna en tratamientos médicos y no les alcanzaba para seguir cubriendo los gastos. Por ello, tuvieron que tomar una trágica decisión: uno solo podía hacer el tratamiento.

Prepararon dos papeles, uno que decía "salvar" y el otro en blanco. Pusieron a los bebes en la misma cama y los hicieron agarrar uno. En ese momento, estaba la abuela de los mellizos, quien tuvo que salir de la habitación porque no aceptó que hayan tenido que elegir cuál de los dos iba a vivir. Al volver a la habitación, vio que Saludable había elegido el papel que tenía escrito "salvar" y se puso furiosa, al punto que obligó a los padres a buscar una manera de generar más ingresos para ambos tratamientos.

Afortunadamente, la Fundación de Ayuda de Caridades de China para Niños se enteró de la historia y se contactó con la familia para ayudarlos a recaudar fondos. "Dios no se dio por vencido con mis gemelos", dijo el padre a Shaoguan Daily.

Según la página de la Fundación, el proyecto apunta a recaudar 102.000 libras y los fondos se utilizarán en el tratamiento de los gemelos, así como también en sus necesidades de vida durante el proceso. Hasta ahora, la campaña recaudó 86.000 libras de 23.352 personas.

Fuente: clarin

Comentarios