A un click
Viernes 26 de Enero de 2018

De Clinton a Trump las historias de sexo en la Casa Blanca

La falsa afirmación sobre la verdadera naturaleza de la relación de Clinton con Monica Lewinsky terminó en un juicio político contra el 42º presidente estadounidense.

"No tuve sexo con esta mujer". Esa mentira casi le cuesta la presidencia de Estados Unidos a Bill Clinton. Dos décadas después, el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, es acusado de comprar el silencio de una estrella porno. Y no pasa nada.

La falsa afirmación sobre la verdadera naturaleza de la relación de Clinton con Monica Lewinsky terminó en un juicio político contra el 42º presidente estadounidense.

Pero en el caso de Trump, la noticia, que en un país como Estados Unidos podría hundir cualquier carrera política, apenas ha generado titulares.

Trump no es un político normal y en su tumultuoso gobierno, "ni siquiera es la historia más grande de la semana", escribió el periodista Aaron Blake en The Washington Post.

Especialistas, analistas, historiadores y otros observadores de la política intentan explicar por qué una revelación así pasa tan desapercibida.

"Trump es una anomalía", dijo a AFP Tobe Berkovitz, profesor de la Universidad de Boston. "Mire a otros políticos, celebridades y periodistas atrapados por comportamientos menos impactantes o serios que Trump".

Stormy Daniels, nombre artístico de Stephanie Clifford, habría recibido 130.000 dólares de Trump a cambio de su silencio, según dijo el Wall Street Journal hace 15 días.

La Casa Blanca lo negó, pero la revista People In Touch publicó por primera vez la semana pasada una entrevista de 2011 en la que Clifford describe su relación con el entonces magnate inmobiliario.