Comscore

A UN CLICK

¡Cuidado! Cinco alimentos que no hay que lavar antes de consumirlos

Existen algunos alimentos que no deberíamos sumergir en agua, y no solo por motivos gastronómicos, sino de salud. Estos son algunos de ellos:

1. Huevos

Hay quien opta por meterlos huevos bajo la canilla antes de cocinarlos, ya que la cáscara viene muchas veces manchada de tierra o con alguna pluma pegada. Pero intentar eliminar esta suciedad con agua puede hacer que ocurra lo contrario de lo que buscamos: nos arriesgamos a estropear el huevo. La cáscara tiene una fina capa de cutícula que impide que los gérmenes pasen al interior. Si lavás el huevo, podrías eliminarla, haciendo que las bacterias penetren.

2. Carne cruda

Ya sea pollo o carne roja procedente del cerdo o la ternera. En ningún caso se aconseja lavarla antes de cocinar. Lavar el pollo crudo aumenta el riesgo de intoxicación. Aunque en general, la recomendación para no hacerlo se debe a que la carne pierde aroma, sabor, y sobre todo, nutrientes.

3. Ensaladas de bolsa

No solo la lechuga, sino todas las verduras que vienen envasadas (espinacas, acelgas, kale…) para ser consumidas tanto crudas, como cocinadas. Suelen lavarse con algún desinfectante en baja dosis para evitar patógenos, por lo que son bastante seguras. Así que no tiene ningún sentido que las vuelvas a lavar. De hecho, si lo hacés puede que las contamines con alguna bacteria que ante por la pileta.

4. Pescados

Ocurre lo mismo que con la carne: algunos pescados pueden contener bacterias patógenas (aquellas que causan enfermedades infecciosas) que, al entrar en contacto con el agua, podrían expandirse. Por eso los expertos recomiendan evitar lavar el pescado y cocinarlo muy bien para así prevenir cualquier tipo de intoxicación.

5. Legumbres de lata

El líquido en el vienen las legumbres en lata es comestible (es agua, sal y ácido cítrico), por eso se pueden consumir directamente del envase. No es que suponga un peligro para la salud lavarlas, pero sí podemos arriesgarnos a restarle calidad a sus nutrientes.

Fuente: Mujer hoy