San Juan 8 > A un click > Agua

Consumir más agua reduce el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca, según un estudio

Se saben los infinitos beneficios que el agua tiene para el organismo y ahora, investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de los EEUU, hallaron uno más. ¿De qué manera mejora la salud del corazón?

El agua es esencial para la vida. Desde el momento en que las especies primitivas se aventuraron desde los océanos para vivir en la tierra, una de las principales claves para la supervivencia fue la prevención de la deshidratación. Sin agua, los humanos sólo pueden sobrevivir durante algunos pocos días. El agua comprende desde el 75% del peso corporal en los bebés hasta el 55% en los ancianos y es esencial para la homeostasis celular y la vida. Sin embargo, muchas personas no toman conciencia de la importancia de beber los dos -o más- litros diarios recomendados por todos los especialistas.

Ahora, una reciente investigación realizada por expertos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) reveló que los adultos de mediana edad pueden reducir su riesgo a largo plazo de insuficiencia cardíaca simplemente con mantenerse hidratado a diario.

Te puede interesar...

Las encuestas mundiales demuestran que la mayoría de las personas no alcanzan la ingesta diaria recomendada de líquidos, que es de 1,6 a 2,1 litros para las mujeres y de 2 a 3 litros para los hombres, según la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) .

Según explicaron los especialistas, “cuando las personas se deshidratan, aumenta su concentración de sodio sérico. Luego, el cuerpo intenta conservar agua, activando procesos que se sabe contribuyen al desarrollo de la insuficiencia cardíaca”.

El estudio examinó si la concentración sérica de sodio en la mediana edad, como una medida de los hábitos de beber agua, predice el desarrollo de insuficiencia cardíaca 25 años después. Los científicos del NIH, con sede en Bethesda, Maryland, estudiaron a 15.792 adultos de 44 a 66 años en el momento del reclutamiento y fueron evaluados en cinco visitas hasta los 70 a 90 años.

Asimismo, los investigadores también examinaron la conexión entre la hidratación y el engrosamiento de las paredes de la cámara de bombeo principal del corazón, que a menudo se produce antes de la insuficiencia cardíaca, según publicó The Jerusalem Post.

Los participantes se dividieron en cuatro grupos según su concentración de sodio sérico promedio en las visitas de estudio uno y dos. Para cada grupo de sodio, los investigadores luego estudiaron la proporción de personas que desarrollaron insuficiencia cardíaca e hipertrofia ventricular izquierda en la quinta visita 25 años después.

Los niveles altos de sodio sérico permanecieron asociados significativamente con la insuficiencia cardíaca y la hipertrofia ventricular izquierda después de ajustar por otros factores relacionados con el desarrollo de la insuficiencia cardíaca (incluida la edad y la presión arterial).

Cada aumento de 1 mmol / l (milimoles por litro) en la concentración sérica de sodio en la mediana edad se asoció con 1,20 y 1,11 mayores posibilidades de desarrollar hipertrofia ventricular izquierda e insuficiencia cardíaca, respectivamente, 25 años después.

“Nuestro estudio sugiere que mantener una buena hidratación puede prevenir o al menos ralentizar los cambios dentro del corazón que conducen a la insuficiencia cardíaca”. La investigadora Natalia Dmitrieva, que trabaja en el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los NIH, dijo que los hallazgos indican la importancia del consumo de líquidos.

“Esta revisión intenta proporcionar una idea de nuestro conocimiento actual del agua, incluidos los patrones generales de ingesta y algunos factores relacionados con la ingesta, los complejos mecanismos detrás de la homeostasis del agua, los efectos de la variación en la ingesta de agua sobre la salud y la ingesta de energía, el peso y el rendimiento humano. y funcionamiento”, concluyeron los investigadores.

Temas