Comscore

A UN CLICK

Consejos para controlar tus antojos con la comida durante la cuarentena

Cuanto más azúcar consumís, más azúcar quieres. Y es que lo dulce crea adicción y más en momentos de nervios como los de ahora con los problemas con el coronavirus. Estas son algunas formas de dejar de lado los antojos.

1. Aunque cueste sé positivo

Una actitud positiva ante una situación como la que estamos viviendo puede hacer mucho. Así que para evitar pegarte un atracón de dulce por los nervios o la incertidumbre, pensalo dos veces. Y es que después de comer una porción de torta tu cuerpo segrega hormonas ligadas a una sensación de bienestar que hace que quieras repetir.

Si pensás que dejar de comerla va a ser una tortura, no lo conseguirás. Tu convencimiento junto a estos consejos son una buena forma de superarlo.

Además, si estás agobiado –es normal, todos lo estamos–, tendrás altibajos hormonales que harán que te apetezca aún más lo dulce. Practicar yoga o meditación te ayudarán a canalizar el estrés.

2. Un desayuno equilibrado

Empezá el día con un desayuno rico en fibra y proteínas (leche desnatada con copos de avena y una fruta) y, sobre todo, evitá alimentos con mucha azúcar así no se producirán picos de glucosa que acabarían dándote ganas de comer dulces.

3. Comé cada tres horas

Para que la insulina esté estable y no se disparen los antojos deberías comer cada 3 o 4 horas. Tres comidas principales ricas en fibra, proteínas y grasas sanas (pescado, pollo, huevo con verdura o arroz integral) y dos snacks como fruta fresca, frutos secos, yogur. Descubre por qué es importante merendar.

4. Tu gran aliado: té verde

Además de sus propiedades antioxidantes, ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. Por lo cual, además de prevenir la diabetes, es muy útil para combatir la ansiedad por lo dulce.

5. Hacé tus propios dulces

Si te gusta cocinar, podés preparar tus tortas favoritas sustituyendo las harinas refinadas y el azúcar por opciones más sanas y menos adictivas. Harina integral de trigo o de avena, en lugar de la harina blanca refinada. Estevia, un edulcorante natural, en lugar del azúcar, ya que no altera los niveles de glucosa. Aceite de oliva, en vez de la mantequilla.

6. Que no te falte fibra

Es indispensable para que te sientas más saciada y no tengas ataques de hambre. Por eso en tu alimentación no deben faltar la verdura, las legumbres y los cereales integrales (pan, pasta, arroz…).

7. Si el cuerpo te pide dulce…

Frente a antojos inesperados la fruta es una buena opción, ya que además de un sabor dulce aporta vitaminas, fibra y antioxidantes. Podés tomarla batida con un yogur. Otra opción es la leche de avena con canela o la fruta seca (orejones, etc.). O podés preparar tus pasteles favoritos sustituyendo las harinas refinadas y el azúcar por opciones más sanas y menos adictivas. Harina integral de trigo o de avena, en lugar de la harina blanca refinada. Estevia, un edulcorante natural, en lugar del azúcar, ya que no altera los niveles de glucosa. Aceite de oliva, en vez de la mantequilla.

8. Sé selectiva y disfrutalo

Ante una ocasión especial no hace falta que te prives, pero poco a poco andá limitando las porciones y cantidades. Siempre es preferible tomar un poco de chocolate negro a una porción de torta. Sé selectiva y saboreá bien tu elección.

9. El estrés no te ayuda

Produce altibajos hormonales y genera también una apetencia por lo dulce. No te sientas culpable si estás más nervioso o irritable, la cuarentena es una situación en la que es lógico que experimentemos sentimientos diversos. Pero, en la medida de lo posible, mantente ocupado con actividades que normalmente no tenés tiempo de hacer.

10. Cuidá tu cuerpo y tu mente

Mantenerte activo física y mentalmente es fundamental. Hacer ejercicio permite liberar endorfinas que combaten la ansiedad y ayuda a que los niveles de glucosa no se disparen. Si no podemos salir de casa hay otro ejercicios que podés hacer en tu hogar.

Fuente: Clara