A un click
Lunes 25 de Diciembre de 2017

Conocé las cinco motivaciones para que el 2018 sea el mejor año te tu vida

El año termina y otro comienza, es un pequeño momento en el que el espíritu de todas las fiestas pasadas hace implosión en nosotros y creemos verdaderamente que lograremos cumplir nuestras metas y en general, ser mejores personas.

Eso que está dentro de nosotros no tiene fecha de caducidad, pero depende de nosotros mantener las ganas de lograrlo, tener la motivación y determinación para seguir adelante aún cuando el cansancio, el estrés y la decepción lleguen de nuevo a nuestro cuerpo y mente.

No basta con la motivación, lo que necesitas es un plan que se mantenga. Los siguientes puntos esperan darte ideas de cómo seguir con esa energía que tienes el primero de enero y no dejar que se agote nunca, pues el 31 de diciembre del siguiente año puedes decidir que empezarás con este plan si es que te funcionó.

Este puede ser tu año, pero necesitas seguir adelante con determinación y tener visión para lo que te espera. Hay cosas inevitables que cambiarán algunas cosas en tu vida, pero esto siempre puede ser algo que haga que sea el mejor año de tu vida.

¿Qué te parecen estas 5 formas de mantener el entusiasmo por este nuevo año de principio a fin?

Lleva un diario
Escribir todos los días lo que te pasó es una forma de crear memoria, de hacer que tus días no queden en el olvido y de tener un registro para ver cómo cambiaste con el tiempo. La mejor manera de dejar esto claro es que te lo digan algunos de los grandes escritores:

"Cuando hablo de la relación entre mi diario y la escritura, no pretendo generalizar para validar la necesidad de llevar un diario, ni aconsejar que lo hagan, simplemente extraer de este hábito los descubrimientos que fácilmente pueden ser transportados a otras cosas aparte de escribir".
-Anaïs Nin

"El hábito de escribir sólo para mis ojos es buena práctica. Eso afloja los ligamentos. No importan los accidentes ni los tropiezos".
-Virginia Woolf

"Nunca viajo sin mi diario. Uno siempre debe tener algo sensacional que leer en el tren".
-Oscar Wilde
Contempla una meta cada mes

Si tu propósito es hacer más ejercicio, no dejes que eso sea lo único que tienes en mente. Pon metas por mes. Por ejemplo, oblígate a que en enero mejores tu condición física, en febrero bajes algo de peso si eso es lo que buscabas, en marzo seas capaz de correr 5 kilómetros y así hasta que en diciembre llegues a la meta que deseabas.

Otra forma es tener metas completamente distintas cada mes. Tal vez enero es ideal para seguir en contacto con las personas que siempre desaparecen hasta el próximo fin de año, febrero es bueno para leer más. marzo para ahorrar casi todo tu dinero y abril para intentar un nuevo deporte.

Planea distintos viajes

Tal vez todos los años vas a la misma playa. No debes dejar de hacerlo, pero contempla otros viajes para que te obligues a ahorrar, mantenerte en forma y emocionarte por lo que puedas vivir. Estas son algunas ideas:

  • El viaje que te encanta hacer.
  • Un viaje improvisado (que decidas hacerlo un día antes o ese mismo día).
  • Un viaje de fin de semana.
  • Un viaje con tus amigos.
  • Un viaje en pareja.
  • Un viaje en solitario.
  • Un viaje a otro país.

Con eso puedes cubrir un año de viajes, tal vez para unos es más fácil que para otros, pero es una lista de ideas que puedes tener para hacer tu propio itinerario de viajes.

Busca el placer de las cosas pequeñas

Recuerda que no todo es material. Tal vez uno de tus propósitos es comprar un auto o el mejor celular, pero recuerda que lo que realmente te dará felicidad está en lo que vives sin darte cuenta. Esa reunión de amigos a la que todos llegan, la cena perfecta con tu pareja o un día en el que simplemente la pasaste genial; recuerda que apreciar eso te ayudará a seguir adelante todos los días .

Deja de procastinar
Una de las cosas más difíciles, pues después de mucho tiempo intentando hacer las cosas bien, es natural que la pereza nos ataque, pero debemos resistirla. Procastinar es uno de los pecados capitales del siglo XXI y en realidad nos afecta como personas y sociedad. Si cambiáramos la procastinación por la proactividad, viviríamos muchas más y mejores cosas.

Se trata de salir de la zona de confort todos los días. De pensar en la vida predilecta que queremos para nosotros y obligarnos a alcanzarla poco a poco. Incluso se trata de subir esas metas poco a poco, nunca alcanzar el máximo confort y siempre aspirar a más. Esa es la clave de vivir el nuevo año de la mejor manera.

Comentarios