San Juan 8 > A un click > Día de los Muertos

Por qué se conmemora y cuál es el significado del Día de los Muertos

Es una tradición muy arraigada en varios países de América, con una historia bastante particular.

Lejos de las calabazas y los disfraces de Halloween, por estos días otra celebración cobra fuerza en varios países de América: cada 1 y 2 de noviembre se festeja el Día de los muertos.

¿De qué se trata? Contraria a la idea de lamentar la partida de un ser querido, la premisa de este día es, de alguna manera, "celebrar" la muerte: compartir un momento con todos los que no están pero que siguen bien presentes en nuestros corazones.

Te puede interesar...

A todos ellos se los recuerda con imágenes, música, bailes e historias, y de esa forma, dice la tradición, sus almas se mantienen vivas. Cada familia lo prepara a su modo, de modo que reciben a sus seres queridos de manera particular, y son muchos los que inclusive deciden ir al cementerio a llevarles ofrendas o encender una vela en su honor, algo que este año por el coronavirus no será posible.

El origen del Día de los muertos

Para las culturas prehispánicas, la muerte era el comienzo del viaje hacia el "Mictlán", que en lengua náhuatl significa "Lugar donde habitan los muertos".

A diferencia de la religión cristiana, en el Mictlán no existen las connotaciones morales del infierno ni del paraíso. Sin embargo, para llegar a él, los muertos debían, durante cuatro años, pasar por diversas pruebas que encontraban en los distintosniveles del inframundo, para finalmente llegar al lugar de su eterno reposo.

Cuando llegaron los conquistadores, el cristianismo introdujo a la cultura indígena "el terror a la muerte y al infierno". No obstante, los evangelizadores tuvieron que ceder ante las fuertes creencias de los nativos, dando lugar a una fusión entre las costumbres españolas y las indígenas, que dio origen a lo que hoy se conoce como la celebración de Día de los Muertos.

Según la Iglesia Católica, los días para honrar a los muertos son el 1 y 2 de noviembre, días de Todos los Santos y Fieles Difuntos, respectivamente. Sin embargo, para quienes siguen las costumbres indígenas, la celebración comienza la última semana de octubre y finaliza los primeros días de noviembre.

Los símbolos del Día de los muertos

Altares. Es el corazón de la celebración y cada familia lo realiza en su casa o en el cementerio donde está sepultado el ser querido al que se va a agasajar. Tiene el retrato de esa persona, se lo decora con papel picado de colores, y se colocan velas, incienso, Pan de Muerto, frutas, agua, sal, mezcal, tequila, calaveritas de azúcar, dulces y comida mexicana.

Calaveras. Son representaciones de parientes fallecidos. Cráneos hechos de azúcar o chocolate y a menudo consumidos por los niños después de la celebración, son un ejemplo de la capacidad mexicana de celebrar la muerte.

Banquetes. Para celebrar la llegada de sus seres queridos fallecidos, se coloca un banquete de sus alimentos y bebidas favoritos como una ofrenda. Esto puede incluir alcohol, chocolates, dulces y cigarrillos. Tampoco faltan en la mesa platos de la gastronomía tradicional mexicana: el Pan de Muerto, la tacha dulce de Alfeñique, tamales, Mole, chocolate caliente, champurrado dulce de tejocote y frutas de la temporada.