San Juan 8 > A un click > vida

Así afectó el Covid-19 lo que soñamos

Desde situaciones catastróficas a la vida anterior a como la conocíamos, son los relatos más frecuentes de los sueños durante la pandemia por Covid-19.

Cuando el coronavirus arrasó el mundo el año pasado, había informes por todas partes de sueños vívidos y sorprendentes que nos atormentaban.

Frente a la amenaza del Covid-19, nuestros cerebros estaban abrumados y transfirieron el estrés a nuestro estado de sueño.

Te puede interesar...

Ahora, más de un año después, como muchas personas se han acostumbrado a la vida pandémica ¿los sueños también se han adaptado a la nueva normalidad?

Algunos testimonios recolectados por BBC Salud son sorprendentes: "Caminaba por una playa con agua llena hasta el borde de tiburones y me preguntaba por qué la gente no se distanciaba socialmente", dijo Fiona Ramage en Dundee, Escocia. Ella manifestó que la pandemia es ahora el telón de fondo de la mayoría de sus sueños y que a veces incluyen un miedo "casual y práctico" a toser.

Sayaka, quien se mudó al Reino Unido desde Japón con su familia, dijo que su hija de siete años le contó sobre sus sueños de Covid. "Ella principalmente 'se queda en casa'. Solo sus padres usan máscaras, y todos los miembros de la familia se lavan las manos en el sueño".

Mientras que Mariela Cortés, en Santiago de Chile, dijo que sus sueños han dado un giro más surrealista. "Incluso quiero que los animales, gatos y perros, usen máscaras, pero no es así".

Qué dice la ciencia

Los científicos han estado investigando el tema durante meses. Deirdre Barrett, psicóloga de la Facultad de Medicina de Harvard en Estados Unidos, ha recopilado unos 15.000 sueños en una encuesta en línea al público.

Hasta ahora, alrededor de dos tercios de los encuestados son mujeres y un tercio hombres.

Su libro resultante, Pandemic Dreams, se centra en la primera ola de la pandemia. Ella dice que cuando golpeó inicialmente, muchas personas soñaban con amenazas como ataques de insectos o no poder respirar. Luego, durante los encierros y la educación en el hogar, un tema común era quedar atrapado en la cárcel o verse obligado a tomar una prueba sorpresa de matemáticas.

Sin embargo, después de unos seis meses, la Dra. Barrett comentó que notó un aumento significativo en las personas que describían sueños sobre olvidarse de usar una máscara o estar en público y ver a otras personas sin máscara.

La Dra. Barrett sugiere que los sueños iniciales, que tendían a expresar miedo a contraer el virus, disminuyeron a medida que aumentaban los sueños sobre la ansiedad social.

"Muchos sueños se convirtieron en 'Olvidé mi máscara' y una vergüenza social se apoderó del soñador. Estaban más preocupados por salir de allí antes de que alguien se diera cuenta de que habían cometido un error", dice.

Algunas explicaciones sobre los sueños

Valdas Noreika, profesor de psicología en la Universidad Queen Mary de Londres, explica que existe un vínculo complejo entre la mente despierta y la mente dormida.

"Algunos temas se mueven entre la vigilia y el sueño, pero hay algunas cosas de la vida diaria con las que nunca soñamos, por ejemplo, navegar por Internet", explica.

Él y sus colegas están recopilando diarios de sueños para un estudio que analizará si los pensamientos diurnos sobre Covid han afectado los sueños de las personas.

Normalmente son cosas que despiertan emociones fuertes que se cruzan en nuestros sueños, dice.

"Alguien que está muy amenazado por la pandemia es más probable que sueñe con ella durante muchos años, lo cual es interesante pero también triste", agrega.

Cuando todo pase...

La Dra. Barrett dice que existe la posibilidad de que una vez que termine la pandemia, tengamos sueños que se remontan a esta época. "No me sorprendería si dentro de dos o tres años, vemos sueños como si alguien estuviera en un restaurante y la gente usara máscaras y cuando se despierta, el soñador lo asocia con la pandemia", explica.

Uno de los temas más recientes en los sueños pandémicos que ha registrado Barrett son las vacunas. "Una vez que se aprobaron las vacunas, comenzamos a ver eso en los sueños, pero son abrumadoramente negativas. Por ejemplo, alguien va a recibir su vacuna y se da cuenta de que la jeringa tiene una etiqueta de cianuro", explica.

Ella atribuye esto a la aversión subconsciente que muchas personas sienten por las inyecciones, más que a cualquier vínculo con las creencias anti-vacunas. (No hay evidencia de que las vacunas Covid-19 causen muertes).

Su investigación hasta ahora sugiere que más del 90% de los sueños pandémicos son negativos. Pero en los últimos meses, un pequeño número ha informado de sueños positivos sobre la vida después del virus.

"Hay sueños en los que el medio ambiente es mejor: el océano está más limpio o hay menos basura. Hay muchos lugares en los que ballenas de tamaño irreal nadan cerca de la costa. Una mujer salió por primera vez después de la pandemia y miró hacia arriba y vio que las ballenas habían aprendido a volar y que había grandes ballenas volando en picado por el cielo ”, dice.

Y para algunas personas, durante la pandemia, el sueño ha seguido siendo un lugar de respiro de Covid.