San Juan 8 > A un click > cerveza

Aprendé a hacer cócteles con cerveza y sumate a la nueva moda

Son tendencia porque permiten explorar nuevos sabores con menos contenido de alcohol. Acá, propuestas para prepararlos en casa.

La pandemia de 2020 llegó para cambiarlo todo, también en materia de coctelería. Son muchos quienes se armaron una barra en casa. Pero también, ante una mayor disponibilidad, surge la inquietud de cómo preparar tragos menos alcohólicos.

Un estudio en el Área Metropolitana de Buenos Aires de Revista De Salud Pública mostró que el consumo hogareño de bebidas creció en especial durante la cuarentena. Según el análisis, la franja que más ha incrementado su consumo en casa corresponde a consumidores de 35 a 54 años y uno de los motivos más mencionados para explicar este cambio de hábito es “tener más tiempo libre”.

Te puede interesar...

Para quien busque contrarrestar un aumento en la frecuencia de consumo en casa y reducir el volumen de alcohol, los cócteles con cerveza son una buena opción. Rebajan la graduación alcohólica de los tragos (por tener menos porcentaje que las espirituosas) mientras que aportan un abanico de aromas y sabores que van de notas florales, frutales y herbales a toques ahumados.

Cada vez hay más cantidad de estilos y marcas artesanales que se pueden comprar online en distintas variedades, grados de amargor y perfiles de sabor diversos comparables a una coctelería creativa.

En uno de los primeros libros de coctelería de la historia -escrito por Jerry Thomas en 1862- ya figuran recetas de cócteles con cerveza. Si bien la cerveza se trata de una receta atractiva por sí misma, esta propuesta de beertails está volviendo a sonar hoy.

Pero, ¿cómo hacer tragos con cerveza? Desde Appbar, la aplicación para pedir bebidas heladas en menos de 45 minutos, recordaron que la primera ley es que la cerveza nunca va en la coctelera, porque si la agitamos le sacamos el gas.

¿Qué variedad elegir? Al usar cervezas con mucho sabor como las IPA, daremos con un cóctel con carácter que se decora con cáscara de naranja, un toque que va bien con los estilos lupulosos (de ahí que las IPAs americanas, inglesas y belgas lo utilizan en sus recetas). En cambio, si usamos cervezas ligeras y de amargor moderado, podemos combinarlas con ingredientes más sabrosos, que le van de lujo a una Goldfish Golden Ale. Aquí las recetas de Appbar para los cócteles.

Beerita

Antes que nada, hay que refrescar la copa o el frasco en el que se va a preparar el cóctel, guardándolo en el freezer por unos minutos. La reversión de un clásico o esta Margarita de autor reemplaza el licor de naranja con uno de limón, además de añadir cerveza, un extra que la hace más fácil de beber. ¿Cómo se prepara? En una coctelera, mezclar jugo de limón, una medida de tequila y media de limoncello con hielo. Agitar y vaciar esta preparación en la copa helada. Terminar con la cerveza preferida. Indispensable: sal en el borde del vaso para balancear los sabores.

Enfriar el vaso, el primer paso para hacer un Beerita, la versión del margarita con cerveza.

¿Vermú o cerveza? ¡Los dos!

Para los practicantes del Aperol Spritz, este coctelito va a gustar porque es una edición refrescante y muy fácil de hacer. Mezclar 30 ml de Aperol, 30 ml de jugo de limón, una cerveza lager o pale ale. Preparación: Poner hielo en un vaso, agregar jugo de limón y Aperol, mezclar bien. Añadir la cerveza hasta el tope. Terminar con piel de limón para aromatizar. Otra opción en esta línea es 30 ml de Cynar, jugo de pomelo y completar con una IPA. Poner todos los ingredientes en la coctelera menos la cerveza. Agitar y verter en vaso Old Fashioned con hielo. Rellenar con la IPA y decorar con la piel de pomelo.

Whisky con cerveza: la moda europea

Aunque la cerveza y el whisky comparten mucho más que tres de sus ingredientes (agua, malta y levadura), también hay algo que las puede separar: su momento de consumo. Hoy, la propuesta es aprovechar la proliferación de cervezas artesanas de estilos potentes y nocturnos como las Stout para maridarlos con espirituosas que resalten todos sus matices. Y flexibilizar el momento del placer de un whisky en casa.

Whisky y cerveza, una tendencia europea.

Pero, ¿cómo se toma? Hay dos posibilidades, una es alternar un sorbo de whisky y otro de cerveza artesanal bien helada, y así sucesivamente. La clave es que un trago del destilado antes permite percibir mejor todos los sabores de la cerveza artesanal. El whisky abre las papilas gustativas para poder apreciar. No olvidarse de pedir agua con gas. La segunda forma es mezclar las dos bebidas en un vaso largo con hielo, combinado con gaseosa tónica y una rodaja de limón. El punto de unión entre el whisky y la cerveza quedó plasmado en la edición limitada de Jameson madurada en barricas de IPA, una innovación que otorgó increíbles notas de lúpulo al destilado.

Para probar la experiencia whisky con cerveza, la sugerencia es inclinarse por aquellas que tienen un perfil maltoso y oscuro.

Temas