Comscore

A UN CLICK

Aprendé a congelar frutas y verduras para almacenarlas en tu heladera

El estado de crisis por el nuevo coronavirus y la cuarentena recomendada para evitar los contagios ha desencadenado un miedo colectivo y por consiguiente las compras por pánico, que a su vez han provocado el desabastecimiento. Así, productos farmacéuticos y alimentos perecederos han desaparecido de las estanterías. Sin embargo, esto no ha pasado con las frutas y verduras.

Por miedo a que se descompongan, la población las evita, pero existe una forma de almacenarlas por mucho tiempo: congelarlas. Aquí te contamos cómo hacerlo.

CÓMO CONGELAR VERDURAS Y HORTALIZAS

Para poder congelar hortalizas o vegetales, debes seguir tres pasos, que aunque son sencillos deben ser rigurosos. En primer lugar debes cortar o trocear los vegetales para ahorrar espacio y para hacer más fácil el segundo paso: el escalfado.

El escalfado es esencial para la conservación de vegetales en el refrigerador, porque permite que mantengan su color y que no se dañen durante el almacenamiento. Debes colocar agua a hervir y cuando ya esté lista, sumergir durante uno a tres minutos las verduras. Además tienes que tomar en cuenta que los vegetales más blandos requieren de menos cantidad de tiempo, mientras que los más duros tardarán un poco más en estar listos. Nunca te debes pasar de los tres minutos.

Debes esperar que los vegetales se enfríen y procede con el tercer y último paso, que es secarlos. Este paso es esencial, porque colocar vegetales húmedos a congelar termina dañándolos. Cuando estén listos, colócalos en un envase con tapa hermética. Deja un espacio de al menos dos centímetros entre la tapa y el contenido.

¿SE PUEDEN CONGELAR LAS FRUTAS?

A diferencia de los vegetales, las frutas pierden propiedades sensoriales al escalfarse. Y aunque si existe una forma de conservarlas, no es la mejor para preservar sus nutrientes. La forma de almacenarlas es sumergirlas en agua con un 40% de azúcar y ácido ascórbico y refrigerarlas en el líquido.

VEGETALES QUE NO SE DEBEN CONGELAR

Existen algunas verduras y hortalizas que no se pueden almacenar aunque se escalfen o que de primeras pierden propiedades al hacerlo. Estas son:

- Apio

- Lechuga

- Tomate

- Pepino

- Patata

También existen otro tipo de vegetales y hortalizas que puedes congelar en crudo, una vez estén bien lavados. Algunas de ellas son ajo, cebolleta, cebolla, puerro, zanahoria, acelgas, calabazas, pimientos, repollos.

Fuente: bioguia