A un click
Domingo 25 de Agosto de 2019

Alimentos que sirven como cosméticos: las opciones caseras para embellecerse

La última tendencia en tratamientos de belleza rescata ingredientes naturales de la cocina para convertirlos en aliados del cuidado de la piel y el cabello.

Mascarillas de palta, exfoliantes con azúcar e hidratantes con pepino. La última tendencia en cosmética rescata ingredientes naturales de la cocina para convertirlos en aliados del cuidado de la piel y el cabello.


Estos alimentos poseen múltiples propiedades que actúan desde adentro hacia afuera (proceso conocido como nutricosmética), aunque ahora también se aplican directamente sobre el cuerpo para aprovechar todos sus beneficios. Algunos se pueden utilizar solos y otros resultan más efectivos si se combinan con más de un ingrediente para elaborar mascarillas y otros remedios caseros.


Aceite de oliva

Su influencia en cosmética casera es del tiempo de las abuelas, pero ahora se transformó en el ingrediente estrella entre las marcas de belleza más respetadas. Una de sus mayores virtudes es su poder hidratante. Atrae humedad y la mantiene en la piel al crear una película que hace que no se pierda, sin bloquear las funciones naturales de la piel al ejercer las suyas y eliminar células muertas. Además, aporta vitamina E, betacaroteno y otros antioxidantes que defienden la piel del envejecimiento y la oxidación.

Miel

Es capaz de eclipsar a la mejor crema del mercado. Sus atributos, reconocidos desde hace siglos, han sido aceptados por la comunidad científica, en especial por su capacidad para curar heridas y quemaduras, gracias al poder antiséptico y antimicrobiano. Además, es un gran hidratante y ayuda a combatir efectos del acné. Se puede utiliza tanto en la piel como en el cabello y se potencia con otros ingredientes naturales. En forma de mascarilla casera se la puede combinar con almendras trituradas. Sólo hay que dejarla actuar unos minutos para que el cutis muestre efectos inmediatos.


Ajo

Se destaca en el cuidado de las uñas. Ayuda a que crezcan más fuertes y sanas, reduce manchas y las deja suaves. Es un remedio casero sencillo de aplicar: pelar un diente de ajo, cortarlo a la mitad y frotar con él cada uña de manos y pies. Se deja actuar durante toda la noche y se enjuaga en la mañana. Realizar cada dos semanas para obtener mejores resultados.


Palta

Una fruta que posee un alto contenido de vitaminas K y E, cuyas cualidades antioxidantes retrasan el envejecimiento prematuro de la piel y luchan contra los radicales libres. A su vez, ayuda a regenerar los tejidos, transformándo se en el aliado perfecto para tratar cicatrices, dermatitis o pieles muy secas. Sus propiedades también actúan sobre el cabello, dejándolo brilloso y nutrido. Aplicarla en forma de mascarilla y luego cubrirla con un gorro de ducha. Dejar actuar 30 minutos y enjuagar bien. Este tratamiento es muy efectivo durante la temporada de verano, en que el pelo sufre los efectos del sol.


Azúcar

Nada mejor ni más económico para exfoliar la piel naturalmente que el ingrediente más dulce de la cocina. Sus granos, especialmente los del azúcar morena, actúan como un eficaz exfoliante para la piel del rostro, el cuello y el escote. Aplicar sobre un disco de algodón mezclado con un poco de crema para mejorar la fricción sobre la piel. Eso sí, el grano no debe ser muy grueso para evitar cualquier daño cutáneo.

Pepino

El clásico de las rutinas faciales. El pepino es un refrescante natural de la piel que ayuda a desinflamar y descongestionar las áreas más delicadas del rostro: los ojos. Compuesto por un 70% de agua, resulta ideal para calmar el cutis maltratado por el sol, hinchazones y quemaduras. Para mantener los párpados y el contorno de ojos hidratados, aplicar rodajas sobre cada uno, al menos una vez por semana, durante 20 minutos.


Comentarios