Comscore

A UN CLICK

Un agujero negro giratorio y brillante asombra en la galaxia

Un telescopio de la NASA registró el fenómeno emitido por un flujo magnético. Por qué parpadea y se ilumina de repente.

Una nueva letra se sumó al misterioso alfabeto de los agujeros negros. El centro del quasar 3C279 emite radiación gamma parpadeante, característica del fenómeno de reconexión magnética, según el estudio de dos astrofísicos.

Los agujeros negros están en el centro de casi todas las galaxias que estudiadas hasta la actualidad. Tienen una masa inimaginablemente grande y, por lo tanto, atraen materia, gas e incluso luz.

Pero también pueden emitir materia en forma de chorros de plasma, una especie de rayo de plasma que se expulsa del centro de la galaxia con una energía tremenda. Y este chorro puede extenderse varios cientos de miles de años luz en el espacio.

Cuando se emite esta intensa radiación, el agujero negro permanece oculto porque los rayos de luz cercanos están fuertemente doblados, lo que lleva a la aparición de una sombra.

Justamente esta situación fue informada recientemente por investigadores de la colaboración del Event Horizon Telescope (EHT) para el enorme agujero negro en la galaxia elipse gigante M87.

El quasar 3c279, otro agujero negro

En el caso quasar 3C279, también un agujero negro, el equipo de EHT encontró otro fenómeno: a una distancia de más de mil veces la sombra del agujero negro, el núcleo de un chorro de plasma se iluminó de repente.

Este quasar ahora fue observado con el telescopio espacial Fermi-LAT de la NASA por el astrofísico Amit Shukla, quien hasta 2018 realizaba investigaciones en Julius-Maximilians-Universität (JMU) Würzburg en Baviera, Alemania; y ahora trabaja en el Instituto Indio de Tecnología en Indore.

Shukla descubrió que el núcleo del chorro, que se encontró en el rango de longitud de onda milimétrica, también emite radiación gamma de alta energía, pero con un brillo extremadamente parpadeante. Este brillo puede duplicarse en unos pocos minutos.

El patrón especial de la secuencia de cambios de brillo es característico de un proceso universal llamado reconexión magnética, que ocurre en muchos objetos astrofísicos con fuertes campos magnéticos.

El Sol y los campos magnéticos

La actividad del Sol también tiene que ver con la dinámica de los campos magnéticos y la reconexión. Esto se demostró recientemente al observar 'fogatas' en la atmósfera solar con la misión Solar Orbiter de la Agencia Espacial Europea ESA.

"Vi cómo el análisis de los datos reveló el patrón especial de reconexión magnética en la curva de luz. Me sentí como si de repente hubiera descifrado un jeroglífico en el alfabeto de los agujeros negros", diceShukla en el estudio publicado en la revista Nature Communications

Durante la reconexión, la energía que inicialmente se almacena de forma invisible en el campo magnético se libera repentinamente en numerosos "mini-chorros".

A su vez, en estos chorros, las partículas se aceleran, que luego producen la radiación gamma observada. La reconexión magnética explicaría cómo la energía llega al núcleo del chorro desde el agujero negro y de dónde viene en última instancia.

"El espacio-tiempo cerca del agujero negro en el quasar 3C279 se ve obligado a girar en corotación", explica el profesor Karl Mannheim, director de la Cátedra de Astronomía de la JMU y coautor de la publicación.

Y resalta: "Los campos magnéticos anclados al plasma alrededor del agujero negro expulsan el chorro ralentizando la rotación del agujero negro y convirtiendo parte de su energía rotacional en radiación".

Con información de Europa Press