Mundo
Sábado 08 de Agosto de 2015

¿Vivís con pereza? Conocé la "regla del minuto" y decile adiós

Constantemente nos proponemos nuevos y retadores planes en nuestra vida tales como construir una vida más saludable, empezar a ir al gimnasio, comenzar una nueva carrera, aprobar una oposición…

Todas ellas nos llevan a planificar metas que muchos de nosotros dejamos abandonadas por el camino, las postergamos durante días que nos llevan a meses, incluso años. Y las olvidamos.
 
La mayoría de las veces, sí comenzamos a llevarlas a cabo. Empezamos nuestro plan de acción, pero después de varias veces realizándolo, de repente lo dejamos a un lado durante bastante tiempo. ¿Sabes por qué sucede esto?
 
Es habitual que vivamos este tipo de experiencias en nuestra vida debido a que la carga que nos imponemos desde el principio. es demasiado grande. Esto nos lleva a sentirnos más cansados de lo habitual y no nos permite acostumbrarnos al nuevo hábito.
 
La regla japonesa del minuto
 
La regla del minuto o también llamado método Kaizen, consiste en que la persona lleve a cabo determinada tarea durante un minuto cada día a la misma hora.
 
El término que forma el nombre del método Kaizen en japonés se construye originalmente mediante estas dos palabras “kai” = cambio y “zen” = sabiduría.
 
Masaaki Imai, el creador de esta regla y concepto considera que Kaizen es una verdadera filosofía de vida, pudiendo ser empleada con éxito en el terreno profesional y vida personal.
 
El secreto de este método reside en que un minuto supone poco tiempo. Nos evita emplear excesiva energía de primeras, pudiéndolo llevar a cabo cualquiera que se implique a ello. De esta forma evitamos la famosa pereza, sin generarnos obstáculos.
 
Con esta regla, te permites realizar aquellas tareas que te cuesta llevar a cabo durante más de media hora, y evitar crearte excusas para no materializarlas. Durante un solo minuto será mucho más fácil ejecutarlas.
 
Cualquier actividad que antes te implicaba un exceso de tiempo y desgaste, te supondrá poca dificultad al ser consciente que sólo tienes que emplear un minuto para la misma.
 
Este estado mental te generará motivación e ilusión por cumplir el plan de acción, motivándote aún más. Nos lleva a la famosa premisa de “dando pequeños pasos. puedes alcanzar resultados que creías inalcanzables”.
 
Al emplear este método, recuerda que también te estarás permitiendo superar cualquier pensamiento que te genere barreras y obstáculos interiores para conseguir lo que deseas. Evitarás así un posible sentimiento de culpa, impotencia y te sentirás realizado, al haber conseguido el objetivo personal establecido.
 
Cuando hayas repetido esta etapa del minuto, te sentirás tan motivado que podrás aumentar el tiempo sin problema a cinco minutos, recordando siempre ir paulatinamente y sucesivamente. De esta forma lograrás llegar a la media hora que antes te parecía tan imposible.
 
¿Te animas a ponerlo en práctica con aquella actividad que aun tienes pendiente por realizar?
 
Si tu respuesta es negativa, no te preocupes. Las sociedades occidentales vivimos una educación y forma de vivir donde nos enseñan que no es posible obtener buenos y fructíferos resultados sin una cantidad ingente y dolorosa de esfuerzo.
 
Lo fantástico del método Kaizen es que puede ser empleado por cualquier persona, siendo perfectamente útil y adaptado a cualquier parcela de tu vida.
 
Tomando como ejemplo su país de origen, Japón, emplean una metodología que consiste en el crecimiento gradual y constante para realizar una mejora sobre los procesos de gestión.
 
Me encantará despedirme lanzándote la retadora pregunta de ¿qué quieres conseguir? y ¿para qué? Me gustaría te tomaras un momento de reflexión para responder.
 
Ahora, teniendo la actividad motivadora, te animo a empezar a practicar el método Kaizen. Y nunca olvides que “hasta el camino más largo comienza con un sólo paso, y no tiene nada de malo en que sea corto”. Atrévete a conseguir tus sueños y lo que deseas.
 
Fuente: lamenteesmaravillosa

Comentarios