País
Miércoles 23 de Diciembre de 2015

Viven la temporada más fría de la última década en el Aconcagua

El fenómeno El Niño “fuerte” ocasionó un cambio radical, que trajo aparejado fríos extremos en las zonas más altas. El agua con la que se provee a los campamentos está congelada y para obtenerla deben utilizarse bombas. 

 
La incidencia del fenómeno de El Niño “fuerte” en alta montaña ocasionó que esta temporada sea extremadamente fría en el cerro Aconcagua, a 6.962 metros de altura. Según los operadores turísticos que trabajan en la zona y los guardaparques, las condiciones de este año no se registraban hace una década. Por este motivo disminuyeron los ascensos al macizo, y los pocos que se realizan son bajo condiciones muy rigurosas y teniendo en cuenta medidas de precaución.
“Hay poca gente haciendo cumbre este año, aunque comparado con la temporada anterior se registra una cantidad similar de visitantes. Hasta ahora ingresaron 1.208 personas y creemos que si mejoran las condiciones se van a repetir las cifras de del año pasado, que en este período eran de 1.407 personas. En altura los vientos soplan muy fuerte, a unos 40 y 50 kilómetros por hora. La temperatura está por debajo de los 20 grados bajo cero”, explicó el jefe de Alta Montaña de Mendoza, Pablo Perelló, para describir la situación que se vive en el Coloso de América. 
El guardaparques además aseguró que a diferencia de otros años los evacuados han sido trasladados por congelamiento y no por problemas de climatización como suele suceder. En lo que va de la temporada 2015-2016 , que comenzó el 15 de noviembre, han sido evacuadas unas 20 personas. “Creemos que el pronóstico continuará igual durante estos meses siguientes”, señaló Perelló, que preferiría que mejorara para ahorrar inconvenientes.
Uno de los trastornos que se atraviesan actualmente en la cumbre que mayor atracción genera en los andinistas de todo el mundo es la falta de agua. Por las temperaturas tan bajas, el calor del sol no alcanza a descongelar el agua y para abastecerse los centros de expediciones deben utilizar bombas y traer el agua a los campamentos con mayor esfuerzo que en otras épocas.
“Hay mucha nieve y días de bastante viento, que en algunos casos destruyó carpas”, contaron desde Inka Expediciones. Pese a este panorama, desde la empresa turística describieron que se espera que el 24 y 25 de diciembre se abra una brecha de buen tiempo, lo que genera muchas expectativas entre los aventureros y deportistas, ansiosos por llegar a la cima del cerro más alto del continente. 
“No estábamos acostumbrados a estos pronósticos que ocasionaron demoras en el armado de los campamentos y una disminución de clientes”, dijeron desde la empresa Lanko Altas Montañas. Este operador explicó que a pesar de registrarse una disminución de la temperatura se siguen utilizando los mismos equipos de siempre.
Una novedad para los visitantes del parque Aconcagua es que colocaron una antena telefónica en Plaza de Mulas y se están realizando varias pruebas. De este modo, es probable que los andinistas en un tiempo cuenten con servicio de internet, 4G y llamadas telefónicas. En las últimas semanas se pudo mandar fotos, videos y audios desde esa zona sin mayores inconvenientes.
Para tener en cuenta
Desde Parque Provincial Aconcagua especificaron que por asueto administrativo, los permisos con ingreso para el 24 y 25 de diciembre debían cargarse y pagarse este miércoles. 
Asimismo, la dirección de Recusos Naturales indicó que la semana que viene se designarán las nuevas autoridades del área de alta montaña, zona específica del Aconcagua.
►1.208 Visitantes ya recibió el Parque Provincial Aconcagua desde la apertura de su temporada 2015-2016, según precisó Pablo Perelló, jefe de Alta Montaña. Significa 200 personas menos que en 2014.
►20 personas evacuadas. Los visitantes asistidos han sido trasladados por congelamiento y no por problemas de climatización como suele suceder habitualmente. (Fuente: Diario Uno)
 

Comentarios