País
Lunes 07 de Noviembre de 2016

Viven en la extrema pobreza y uno de los niños hasta se arrastra

Rolando Rojas es uno de los vecinos que ayudó a la familia del paraje El Salvador, en Quebrachal, donde 8 hermanitos quedaron a cargo del padre tras la muerte de la madre. Uno de los menores necesita con urgencia una silla de ruedas.

La noticia se conoció ésta semana a través de Canal 11 e InformateSalta, sin embargo hace seis meses sucedió la tragedia, donde la madre de 8 niños murió al caer en un pozo de agua. La familia vive en condiciones de pobreza extrema en el paraje El Salvador, a 200 kilómetros de El Quebrachal.

Rápidamente vecinos de los pueblos más cercanos se solidarizaron y juntaron mercadería, ropa y zapatillas para llevar a la familia. Entre ellos, Rolando Rojas es uno de los vecinos que organizó la movida solidaria y se trasladó hasta el lugar.

"Me encontré con esta información tan conmovedora, yo lo veo desde mi lugar de padre de familia, para mí cualquier chico es un hijo más. Tomamos la decisión de ir con otros muchachos. Tenía algunas donaciones y pudimos comprar otras cosas con la gente que pudo ayudar, se informó por la radio del pueblo", contó el hombre.

Rolando contó que fue difícil llegar hasta la vivienda, que deben pasar por Chaco para llegar al paraje: "Me atendió el padre, un muchacho joven de 36 años. Empezaron a salir los chicos y lo más doloroso fue ver a Brian. Tiene 6 años pero no camina porque tiene un problema en los pies, él se arrastra por la tierra, tiene todos los pies lastimados. No sé si lo habrán llevado a algún médico. Es un chico sano, hablador, sólo tiene ese problema", contó con la voz quebrada y los ojos llenos de lágrimas.

El momento de llegada fue clave para la familia ya que no contaban con mercadería ni alimentos para cocinar siguientes días.

"Es una situación de vida tan dolorosa. Da bronca que los políticos se peleen por aumentar el sueldo cuando hay pobreza extrema", manifestó Rolando en diálogo con InformateSalta.

El padre de los 8 hermanitos se dedica a labrar postes, por lo que se ausenta casi todo el día de la vivienda. La hermana mayor, de 15 años, asiste a un colegio albergue de lunes a viernes. El resto de los hermanitos quedan a cargo de una de las niñas de 12 años.

"Lo que más necesitan es una casa, esos niños necesitan estar bien, viven en piso de tierra. Es muy doloroso. Yo no los voy a abandonar, voy a buscar la forma de darle apoyo en lo que pueda. Le dije que dejen ese lugar, que por sus hijos se trasladen cerca del pueblo para que puedan ir al colegio, al médico", dijo Rolando.

Más allá de todas las necesidades que tiene esta familia, se solicita con urgencia una silla de ruedas para Brian, para que pueda trasladarse sin arrastrarse por el piso.

"No entiendo cómo no hay un relevamiento. Seguramente ahora van a llegar los médicos, pero la señora murió hace 6 meses cuando cayó al pozo de agua y no fue nadie a ayudarlos", lamentó el vecino.

Comentarios