Videos
Lunes 09 de Octubre de 2017

Sufrió la amputación de una de sus piernas y ahora es profesora de zumba

Tras meses de recuperación luego de un grave accidente de tránsito, una joven demostró que cuando uno quiere, puede.

Belén Pérez es sinónimo de superación. Es que en noviembre del año pasado sufrió un grave accidente de tránsito por el cual debieron amputarle una pierna. Sin embargo, su entereza y motivación hicieron que no bajara los brazos.



Gracias a la ayuda de su familia, amigos y sobre todo de su terapeuta, Belén supo encontrar su pasión y superar las limitaciones que la propia sociedad impone para convertirse hoy en la primera instructora de Zumba con una pierna ortopédica.



"En la zumba encontré la combinación perfecta entre ejercicio y catarsis. Antes de que me ocurriera el accidente amaba ese espacio", relató Belén a Cadena 3.


"El 17 de noviembre del año pasado tuve un accidente mientras viajaba a Mendoza para celebrar el cumpleaños de mi novio. Amanecí atrapada entre los asientos. Fui la última en ser rescatada porque había riesgos de que el colectivo se cayera encima de mí. No recuerdo mucho qué fue lo que ocurrió, me sacaron inconsciente", contó.



Tras el accidente, la mujer debió ser amputada: "Como psicóloga trabajé con muchas personas con discapacidad. Pero uno nunca se imagina que va a estar del otro lado y lo difícil que es".


"Con la ayuda de mi terapeuta, mi familia y mi novio que se vino a vivir a Córdoba, pude superar todo lo que me ocurrió. Fueron mi motor para poder seguir", dijo.


A diferencia de otros profesionales, Belén tiene un carisma que le desborda, llenando sus clases de mucha energía y motivación para quienes las reciben.


"Cuando se cicatrizó la operación, me prestaron una prótesis que me permitió bailar mucho mejor. Mis ambiciones de rehabilitación fueron bailar zumba. Al comienzo empecé a mover el tronco y las manos y más tarde incorporé más pasos. Es difícil mantener el equilibrio con una prótesis", relató.


Propulsada por su enorme pasión, Pérez se propuso realizar un exigente entrenamiento y logró su principal objetivo, ser la primera persona con pierna ortopédica en dictar clases de zumba: "Amo bailar y me da mucha felicidad", concluyó.


Comentarios