Policiales
Lunes 06 de Julio de 2015

Video: trascendieron imágenes del crimen de un abogado penalista

Es el momento preciso en que Ernesto "Tito" González, conocido por su actuación como querellante en resonantes casos, fue asesinado a balazos por uno de sus clientes. 


El ataque fue perpetrado alrededor de las 7:20 del miércoles pasado en la confitería Martha Bianchetti, ubicada entre las calles Mendoza y 9 de Julio, Corrientes, cuando González se aprestaba a desayunar. Un hombre identificado como Carlos Martínez comenzó a dispararle con una pistola hasta que quedó inerte, y luego se suicidó.
Ernesto González era uno de los más reconocidos abogados penalistas del interior ya que intervino en varias causas de relevancia pública, como el secuestro y desaparición del estudiante Cristian Schaerer, perpetrado en 2003.
La fiscal de Instrucción Sonia Meza, a cargo de investigar el caso, señaló que a la víctima y su atacante "los unía una relación profesional, González era su abogado defensor en una causa donde era acusado por abuso sexual".
Martínez era oriundo de Riachuelo, una localidad situada a 10 kilómetros de la capital correntina, y estaba imputado en causas por presuntos abusos sexuales en perjuicio de dos sobrinas, en las cuales gozaba del beneficio de la eximición de prisión.
"A las 7:20, aproximadamente, el doctor González ingresaba al local comercial donde habitualmente lo hacía para desayunar y en ese momento fue interceptado por Carlos Martínez", sostuvo Meza, quien confirmó que fueron seis los disparos contra el letrado.
Asimismo, detalló que "hay un orificio en la columna cervical, tres en el tórax, uno en la fosa lumbar derecha, otro en el macizo frontal, que ingresa por el tabique nasal derecho y sale por la región geniana izquierda".
Meza aseveró que González fue tomado "por sorpresa" mientras se disponía a sentarse en una mesa para tomar su desayuno en la confitería de la zona de tribunales.
El atacante "realiza seis disparos que dan en el cuerpo del doctor González, tras lo cual se dispara a la altura de la sien y muere también", acotó la encargada de la investigación.
El arma era una pistola calibre 9 milímetros.
"Desconocemos el móvil del hecho", dijo el fiscal Roubineau, y confirmó que el agresor estaba imputado en dos causas por abuso sexual contra dos sobrinas de 19 y 21 años, que se registraron en 2008 y 2009. (Infobae). 
 

Comentarios