País
Lunes 06 de Abril de 2015

Vandenbroele presentó un escrito y se negó a contestar preguntas en un caso por evasión

El detenido, sospechado de ser testaferro de Boudou, aseguró que el no tuvo vinculación con la supuesta apropiación indebida de cargas sociales de empleados de la ex Ciccone.

El abogado Alejandro Vandenbroele, sindicado por su ex mujer como presunto testaferro de Amado Boudou, se negó a contestar preguntas ante el juez penal tributario Javier López Biscayart, que lo investiga por la supuesta apropiación indebida de cargas sociales de empleados de la ex Ciccone, y presentó un escrito en el que aseguró que él no se encargaba del pago de sueldos y de dichas cuestiones.

En ese sentido, Vandenbroele explicó que él trabajaba en las oficinas de The Old Fund, la sociedad que se quedó con la imprenta, y que quien gestionaba la planta desde la localidad bonaerense de Don Torcuato era Máximo Lanusse, ex gerente de la firma, que también presentó su descargo por escrito el martes pasado.

Ambos están imputados por el mismo delito, el no pago de aportes previsionales de más de un millón y medio de pesos.

De hecho, Lanusse planteó la semana pasada la supuesta incompetencia del juez porque, según alegó, el domicilio fiscal de la imprenta es en la provincia de Buenos Aires.

Vandenbroele también lo recordó en su presentación de hoy. Por eso, tras correr vista a las partes y a la querella -la AFIP-, López Biscayart deberá resolver su competencia. De ser favorable al planteo de Lanusse, la causa recaería en el juzgado federal de San Isidro de Sandra Arroyo Salgado.

Comentarios