Mundo
Jueves 21 de Abril de 2016

Unos 500 migrantes se ahogaron en el Mediterráneo

Ocurrió tras naufragar una sobrecargada embarcación en un punto entre Libia e Italia. Se trataría de la peor tragedia en un año.

Hasta 500 personas pudieron haber muerto en el naufragio en el Mediterráneo de una embarcación cargada con migrantes, dijo ayer el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), citando a sobrevivientes. El desastre se produjo en aguas entre Italia y Libia, de acuerdo con relatos de 41 sobrevivientes rescatados el 16 de abril. De confirmarse las cifras, sería una de las peores tragedias en el Mediterráneo en el último año. "Podría ser una de las peores tragedias de refugiados y migrantes en los últimos 12 meses", dijo ayer Acnur en un comunicado. El naufragio tuvo lugar en un punto desconocido entre Libia e Italia en torno al 13 de abril.

Un equipo de Acnur entrevistó a 41 supervivientes de la tragedia —procedentes de Somalia, Etiopía, Egipto y Sudán— que fueron trasladados al puerto griego de Kalamata. Los sobrevivientes explicaron que formaban parte de un grupo de entre 100 y 200 personas que partió la semana pasada de cerca de la ciudad libia de Tobruk. Tras varias horas de navegación, los traficantes a cargo de esa embarcación intentaron trasladar a los pasajeros a otro barco más grande abarrotado con cientos de personas. Mientras se producía ese transbordo, la embarcación más grande se hundió.

Entre las personas entrevistadas hay algunos que todavía no habían pasado al barco más grande cuando este se hundió y otros que lograron volver a nado a la embarcación más pequeña. Tras el accidente estuvieron a la deriva durante tres días antes de ser localizados y rescatados.

Barbara Molinario, vocero de la agencia de refugiados de la ONU, dijo que los detalles no estaban claros aún y que su personal no quería presionar demasiado a los sobrevivientes "pues ellos están aún demasiado afectados por la experiencia". Los sobrevivientes —37 hombres, tres mujeres y un niño de tres años— fueron rescatados por una buque mercante y transportados a Kalamata, en el Peloponeso griego.

El grupo humanitario Human Rights Watch le pidió al gobierno turco que permita que los sirios desplazados por los bombardeos del gobierno sirio crucen la frontera para ponerse a salvo. El ejército sirio atacó dos campamentos migrantes el 13 y 15 de abril, indicó el grupo, provocando un éxodo de 3.000 personas. HRW dijo la semana pasada que guardias fronterizos turcos habían disparado sobre sirios que huían de una ofensiva del grupo Estado Islámico. Turquía, que acoge a 2,7 millones de refugiados sirios, rechazó esas acusaciones y afirmó que tiene una política de puertas abiertas con los migrantes, pero que las nuevas llegadas son poco comunes. Grupos humanitarios han reiterado sus críticas al nuevo acuerdo de la Unión Europea y Turquía para cortar el flujo de refugiados hacia Europa, lo que plantea cuestiones sobre la seguridad de los refugiados sirio a ambos lados de la frontera turca. Decenas de miles de civiles están atrapados a lo largo de la frontera turca, según grupos humanitarios.

Acnur pidió que se ofrezca a los solicitantes de asilo formas legales de entrar en Europa, por ejemplo mediante programas de reasentamiento y admisión humanitaria, "para reducir la demanda de traficantes y los viajes peligrosos por mar". Se teme que tras el acuerdo para la devolución de refugiados de Grecia a Turquía eleve la cifra de migrantes que intenten cruzar este año por el Mediterráneo central.

Unos 1.233 migrantes se ahogaron en el Mediterráneo desde principios de año. En 2015 la cifra ascendió a 3.772 y en 2014 a 3.279. La cifra no incluye las muertes que se teme podrían haber ocurrido en este último accidente. Hace casi un año ocurrió el peor accidente registrado hasta ahora en el Mediterráneo, que dejó unos 800 muertos.
La UE asiló a 330 mil personas el año pasado
Más de 330.000 personas obtuvieron asilo en la Unión Europea (UE) el año pasado, de acuerdo con la oficina de estadísticas europea Eurostat, mientras que Alemania fue el país que alojó a más migrantes. En 2014, los países de la UE habían garantizado asilo a más de 180.000 personas. Pero desde entonces, la UE se ha enfrentado al mayor flujo de migrantes y refugiados en décadas. 
Más de un millón de personas alcanzaron las costas del sur de Europa en 2015, la mayoría de ellas con el propósito de continuar viaje más hacia el norte. Los procesos para obtener asilo en la UE suelen ser largos y pueden llevar varios meses. 
Los sirios, cuyo país se encuentra sumido en una guerra civil desde hace más de cinco años, representan la mitad de las personas que recibieron estatus de refugiados u otro tipo de protección en la UE, integrada por 28 países, en 2015, indicó Eurostat. Les siguieron los eritreos e iraquíes, que representan el 8 y 7 por ciento de los casos, respectivamente. Alemania, que se convirtió en el principal destino de los migrantes, concedió protección a 148.215 personas en 2015, un aumento del 212 por ciento en comparación con 2014. Más de 100.000 de ellos eran sirios, de acuerdo a Eurostat. 
En segundo lugar está Suecia, que brindó protección a 34.470 personas, seguida de Italia (29.630), Francia (26.015), Reino Unido (17.920), Austria (17.750) y Holanda (17.045). Los países que albergaron a la menor cantidad de solicitantes -menos de 100- son Croacia, Estonia, Letonia, Lituania, Eslovenia y Eslovaquia.

Comentarios