Policiales
Martes 29 de Noviembre de 2016

Unos 50 años después confesó que mató a su padrastro porque lo golpeaba

Alfredo ahora tiene 66 años y confesó que a los 12 años asesinó a su padrastro porque sometía a su madre y a sus hermanos.

Alfredo Presza tiene 66 años y confesó que a los 12 asesinó a su padrastro porque les pegaba a su mamá, a sus hermanos y a él, además de sacarles lo que ganaban. Durante un año se preparó para la noche fatal y ahora lo cuenta.

Martín "El Loco" Frías era presentado como "el hombre más fuerte de Salta", recuerda Presza. Cuenta que una vez fue a pedir ayuda a una comisaría, pero que su padrastro les dio una paliza a varios policías hasta que lo apresaron. Luego lo soltaron por pedido de la madre.

"Estaba en el mercado San Miguel trabajando en un puesto de verduras cuando conocí a un changarín mayor. Le conté que estaba en problemas y que quería un arma", cuenta a El Tribuno. Fue así que consiguió un revolver y balas con los que se preparó para frenar a Frías.

"Debo haber gastado unas 500 balas practicando", confiesa Presza. "Junté rencor durante casi un año. Soporté el llanto de mi madre durante todo ese tiempo y la hambruna de mis hermanos más chicos, porque yo comía en la calle", agrega.Pero todo se terminó el 17 de enero de 1963, cuando durante la madrugada llegó Frías con un amigo. Había ido a buscar la plata que había cobrado la mujer, a quien golpeó e intentó violar.

Allí fue cuando Presza le vació el tambor del revolver. "Mi madre jamás me lo perdonó", cuenta, pero destaca: "Tampoco nunca me abandonó. Ella siempre estuvo conmigo, atada a mi suerte, creo que en el fondo se dio cuenta que su martirio me convirtió en criminal".

"Todo quedó 'circunstanciado'", cuenta el hombre, y así fue como salió en libertad: "A dos meses del hecho, fui retirado por mi madre de mi lugar de detención".

Comentarios