País
Viernes 30 de Septiembre de 2016

Uno de los choferes que llevaba estudiantes a Bariloche admitió que masticaron coca

El conductor dijo que "puede dar fe de que nadie consumió cocaína" y que "simplemente venían trabajando".

Mario Vallejos es uno de los cuatro choferes de la empresa Plusmar que llevaban estudiantes hacia Bariloche durante su viaje de egresados y que dio positivo de cocaína en un control realizado sobre la ruta 3, a la altura de Bahía Blanca. Antes de ingresar a declarar ante el juez de Faltas Ricardo Germani, el conductor dijo que no se drogaron, aunque admitió que masticaron hoja de coca.

"Simplemente veníamos trabajando y no nos estábamos drogando. Soy padre de familia de dos hijos. No soy tan inconsciente como dijeron en la Municipalidad. Cada día que pasa siempre atacan a los trabajadores", criticó el conductor, quien dijo que masticar coca es una práctica que hace el 95% de los choferes. Sobre las acusaciones, Vallejos dijo: "Si dicen que nos drogamos lo van a tener que comprobar. Nadie consumió cocaína y doy fe de ello".

Según informó el diario La Brújula, los choferes fueron detectados tras un operativo de rutina de la Guardia Urbana de Bahía Blanca en el kilómetro 701 de la ruta 3. Los padres de los adolescentes habían alertado que desconfiaban de los conductores.

"En uno de ellos, al conductor le dio positivo el test de consumo de estupefacientes, pero no al acompañante. En otro, en cambio, el titular y el acompañante quedaron comprometidos porque la prueba les dio positivo y en cantidad", explicó el juez de Faltas Ricardo Germani al programa Bahía Hoy. Luego se confirmó un cuarto caso.

En tanto, Daniel, el padre que alertó a las autoridades, explicó que al salir de Buenos Aires se habían realizado a los choferes controles de alcoholemia -que dieron negativos-, pero no de drogas. "No esperábamos esto, porque uno piensa que los chicos se pueden exceder, pero no los choferes, y nos encontramos con esta sorpresa", afirmó en diálogo con TN.

"Los micros fueron entregados a otros conductores y los jóvenes pudieron continuar el viaje. Ahora inicia el proceso contravencional, pero para el caso que surgiera una sentencia condenatoria, la pena de esto es la imposibilidad de manejar durante 10 años", precisó, por su parte, el juez Germani.

Fuente: Infobae



Comentarios