Lunes 01 de Agosto de 2016

Una pareja sanjuanina dicta cursos para aprender a plantar hongos comestibles

Se trata de Jeremías Bogni y Alicia Valenzuela quienes comenzaron esta actividad como un pasatiempo, pero ahora buscan capacitar a nuevos productores pensando en el emprendimiento como una buena salida laboral. 

Una pareja de jóvenes sanjuaninos comenzó a cultivar hongos comestibles casi como un hobby, pero con el tiempo  Jeremías Bogni y Alicia Valenzuela se fueron dando cuenta de que esta actividad se podía convertir en una buena salida laboral y por eso han comenzado a dictar cursos en los que enseñan cómo empezar con esta actividad.
El próximo curso será el 6 de agosto y aún están abiertas las inscripciones para participar.
- ¿Cómo empezaron a cultivar hongos y en qué lugar realizan la actividad?
- La idea de cultivar hongos me la transmitió en mi adolescencia el padre de un amigo llamado Luis Rodriguez ya difunto, que fue para mi fue un mentor en muchas áreas, no solo en materia de fungicultura,  me regaló además un libro y me explicó el proceso general del cultivo, las propiedades gastronómicas y farmacológicas de esta especie.
El problema principal para realizar el primer cultivo fue conseguir el micelio, que es como se le llama a la espora germinada del hongo.  Luego de que pasaran más de 10 años, y gracias al avance de internet, logramos comprar por este medio el tan anhelado micelio, anteriormente no lo conseguíamos en ningún lado. Una vez conseguido hicimos las primeras pruebas en troncos, que es uno de los medios donde puede cultivarse. Nos dió una mano grande Pepe Recabarren, el padre de otro amigo, que ya había cultivado con exito hongos en la provincia, él nos tiró algunos tips para adaptar el cultivo al clima sanjuanino.
 Actualmente nos dedicamos a los hongos medio tiempo, ya que Alicia Valenzuela, mi novia y socia se dedica al manejo de redes sociales y yo a la animación 3D y el desarrollo de contenidos interactivos y videojuegos.

- ¿San Juan tiene un clima apropiado para este cultivo? 
- San Juan no tiene un clima propicio para el cultivo de girgolas , pero es relativamente sencillo imitar el hábitat de esta especie. Es preciso controlar la temperatura durante todo el proceso y la humedad al final del mismo. Teniendo estas variables controladas es el preparado del sustrato lo que lleva mas tiempo.
El Pleurotus Ostreatus, que es como se denomina científicamente a esta especie de hongo,  se alimenta de madera, pero no de cualquier tipo, por lo que hay que acondicionarla para que pueda crecer y fructificar. Básicamente hay 2 tipos de métodos de cultivo difundidos, uno de ellos es el cultivo en troncos cortados de arboles secos y el otro es en bolsas llenas de acerrin, virutas de madera y descarte de forrajeras debidamente acondicionados y regulados su acidez. Una vez inoculado el sustrato no requiere mucha atención, solo en el momento de la fructificación, que es cuando salen a la luz los hongos que serán cosechados. el proceso total no dura mas de 2 meses, tal vez 2 meses y medio, si las condiciones climáticas no fueron suficientes. 

-¿Cualquier hongo es comestible? ¿Cómo saber cuando un hongo es comestible?
No cualquier hongo es comestible, existen 38.000 especies de setas, diría que la mayoría comestibles, pero también muchas venenosas y muy comunes en nuestro jardín, así que NO RECOMIENDO comer ningún hongo hasta no haber identificado taxonómicamente la especie a la que corresponde, tarea que le corresponde a un experto. Diferente es si uno realiza un cultivo comprando un micelio en particular y cultivándolo. En este caso uno ya está familiarizado con la especie y si llegase a salir un hongo diferente o de otro color, saltaría a la vista inmediatamente.

- ¿Esta actividad puede llegar a ser rentable en algún momento en la provincia?
- Pienso que el cultivo de setas puede ser una muy buena alternativa económica para San Juan, ya que no se necesita mucha inversión por lo que es ideal para pequeños emprendimientos. Actualmente no conozco de nadie en  la provincia que cultive hongos, y mucho menos girgolas. Según un relevamiento que hice, los hongos frescos que llegan a la provincia provienen de Buenos Aires o  en el mejor de los casos del sur de Mendoza, lo cual encarece el producto por transporte ya que no se debe cortar la cadena de frío.
Sería bueno que las autoridades analicen la posibilidad de promover esta actividad económica en la provincia, no sólo por el aspecto económico, sinó también por el aspecto nutricional, ya que esta especie es una de las pocas que contienen todos los aminoacidos escenciales, y sería una excelente alternativa nutricional.

- ¿Venden sus hongos o sólo los destinan a consumo propio?
- Nosotros no producimos hongos para vender, porque ya estamos abocados a otras áreas referidas a la tecnología, la educación y los contenidos interactivos. Sólo lo empezamos a hacer para consumo propio y un poco por hobbie y luego se nos ocurrió la posibilidad de dicatar un curso para transmitir esta información y motivar a los alumnos para que generen su propio emprendimiento.
Los hongos pueden venderse en fresco, en bandejas como se suele ver a los champignones y portobelos en algunos supermercados. También pueden conservarse disecados, y pueden ser consumidos hasta 2 años despues. Existen otros tipos de conservas en frasco, que van desde hongos en aceite de oliva hasta ahumados. Esta ultima modalidad se usa mucho en lugares como Bariloche, El Bolson y alrededores.

- En qué consisten los cursos que dictan? ¿Para quienes están destinados? 
Nosotros dictamos un curso teorico-práctico al mes que dura unas 4 horas aproximadamente. En el mismo esta compuesto por una parte teórica que explica el ciclo del los hongos, tipos de hongos, hongos comestibles y venenosos. También está incluido un kit de cultivo que cada alumno se lleva a su casa. Al finalizar el curso hacemos una pequeña degustación de girgolas para que aquel no sepa de que se trata pueda averiguarlo en persona.

-¿Se necesita mucha inversión para iniciar un proyecto de setas?
- En principio no se necesita mucha inversióon, estoy hablando de no mas de 30.000 pesos, tal vez un poco más, tal vez un poco menos. Se puede empezar con algo chico y a medida que se va avanzando y dominando el tema y produciendose mas demanda se puede ir ampliando la producción. 
Personalmente opino que es un rubro que tendría mucha demanda en San Juan, ya que al avaratarse costos de transporte se es mas competitivo para el mercado local.
Los lugares de venta pueden ir desde verdulerias hasta venta a granel a restaurantes. Y gracias a nuestro sol, pueden hacerse disecados para ser estocados hasta 2 años, dando mas flexibilidad para ubicarlos en el mercado.

Comentarios