País
Jueves 28 de Enero de 2016

Una nueva y colorida moda inunda las playas de Mar del Plata

Se trata de los estampados típicos de Hawai que volvieron con todo a las camisas y bikinis que los jóvenes en esta temporada.   

Con ‘Blue Hawai’ Elvis Presley consiguió algo más que una película exitosa. Dio a conocer y puso de moda a principios de los ‘60 el estampado hawaiano. Pasaron más de 50 años de aquella comedia musical, pero ahora la moda volvió con fuerza a la Costa. Flores, tragos, frutas, colores, collares, surf. No, no es Hawái, aunque a Mar del Plata sólo le falta decir “Aloha”. Existen balnearios, bares y locales de ropa que ofrecen todo lo relacionado a la onda hawaiana, que ya forma parte de una de las tendencias en esta temporada.
No hay distinción de sexo. Hombres y mujeres –menores de 30– imponen la moda en las playas del sur. Camisas, remeras, mallas y gorras, todo tiene estampados floreados y cuanto más resalte mejor. Muchas vidrieras de locales ubicados en los centros de compras de Guemes, Juan B. Justo o la Peatonal San Martín parecen jardines de tela. Los dueños aseguran que los jóvenes no paran de pedir : “¿Qué tenés con flores?” es la pregunta más escuchada.
A la moda de los ‘80, que explotó el verano pasado, se le sumaron estampados de palmeras, sandías o ananás. Pero la ropa no es lo único: los tragos que más se venden son los relacionados a lo tropical, de colores y con la fruta en el vaso.
“Los cocktails que más salen son hechos a base de ananá, que es la fruta relacionada a la hospitalidad y el recibimiento”, cuenta Gastón De Genaro, bartender del ‘Tiki Bar’, ubicado en el parador Mute: “El único bar que está sobre la playa”, asegura.
Allí todo es hawaiano, con collares de flores y música de fondo. “Este tipo de tragos tiene su origen en los países tropicales donde se practica el surf, como la Polinesia y Australia”, explica mientras prepara uno de los tragos del momento llamado Black Bart, que tiene ron, jugo de ananá, almibar, gotas de aniz y cerveza negra ¿El precio? 80 pesos.
Los balnearios también se suman a la movida. Uno de ellos es Honu Beach, que hasta el nombre tiene relación con Hawai: “Honu significa ‘tortuga’ en aquella ciudad, una especie marina que habita esa región que viaja miles de leguas cada año, a lo largo de toda su vida, para anidar en el mismo sitio cada vez. Yo soy así, viajo por todos lados, pero siempre vuelvo”, dice Gsutavo Mondo, uno de los dueños.
Su balneario tiene escuela de surf y ofrece guarums, una especie de cabaña abierta de madera sobre la arena. A pesar de que el parador ya tiene algunos años, Gustavo opina que es real el incremento de la tendencia: “Creo que eso está acompañado por la cantidad de fanáticos que sumó el surf, ayudó mucho a que todo el estilo hawaiano por ejemplo crezca también”.

Comentarios