Policiales
Jueves 09 de Junio de 2016

Una nena de 13 años fue a una fiesta y la violaron, cuando escapó la atropellaron

La familia de la menor denuncia que fue embestida intencionalmente para que no denuncie a sus agresores. El hecho sucedió en Tandil, Buenos Aires.

Una fiesta privada en una quinta de Tandil fue el escenario para un nuevo caso de violencia de género. Allí, violaron a una niña de 13 años que concurrió al evento, donde aseguran que había al menos cien personas. Según el relato de algunos testigos, reconstruidos por los familiares para difundir el caso ante la prensa local, una camioneta la habría atropellado intencionalmente cuando escapaba del lugar. Durante la tarde del miércoles, los médicos decidieron trasladarla al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata por la gravedad de su estado.
Otra tía, cuyo nombre es Marisa, habló de la denuncia por abuso sexual: "Vinimos al hospital porque nos avisaron que mi sobrina había tenido un accidente, que la habían atropellado. Al final, nos enteramos que fue abusada, por eso es importante que despierte. Los médicos hablan de que fue abusada. Dijeron que tenía toda la zona vaginal muy lastimada".
"La nena no fue sola, estaba con un grupo de amigas y algunas primas, fueron a una fiesta en una quinta ubicada en calle La Pampa. Estuvieron bien, hasta que todas decidieron volver, y ella se quiso quedar porque estaba con un chico", dijo al portal ABC Hoy. Sin embargo, en este punto, las amigas de la nena indican que volvió a buscar una campera que se había olvidado en el lugar.
"Está complicado el cerebro, no manda sangre y no se despierta, pueden pasar unos días, un mes o un año sin que se despierte", señaló Luján Migueles, tía de la niña, sobre el estado médico.
Independientemente del momento en el que tuvo lugar el ataque sexual, lo que más preocupa a la familia es el accidente. Cuando la joven caminaba rumbo a su domicilio por la Ruta Nacional 226, acompañada por un hombre llamado Juan Enrique Cisneros de 26 años, una Mercedes Benz Sprinter la atropelló. "Extraña la combi. El que supuestamente la atropelló dice que venía sin luces por la ruta y no la vio, pero tenemos un testigo que lo vio siguiendo a Magalí por calle La Pampa. Es evidente que ella se escapó y la pararon para que no hable".
"Después de lo ocurrido, empezaron a aparecer testigos de lo que pasó que están declarando, ojalá cuenten lo que pasó. No podemos hablar mucho más porque está trabajando la Justicia", agregó.
Por último, según publica La Voz de Tandil, una tía de la menor que no reveló su nombre, dijo: "Ni quien manejaba la combi, ni el joven que la acompañaba, volvieron a contactarse con la familia para preguntar cómo estaba".
Fuente: Infobae
 

Comentarios