Mundo
Viernes 28 de Octubre de 2016

Una mujer fue al hospital por cálculos renales y volvió a casa con un bebé

Desde hacía un tiempo venía sufriendo dolores y por eso pensó que tenía un problema en los riñones. Finalmente nació un varoncito que, pese a ser prematuro, llegó al mundo con muy buena salud.

Cuando Shaun Jude Jaeger crezca tendrá una gran historia para contar sobre su nacimiento.

No sólo fue un bebé "sorpresa", sino que su madre pensaba que en realidad eran cálculos renales.

Su madre, Stephanie Jaeger de Locust Grove, Georgia, estaba sufriendo de un fuerte dolor de estómago. Pensó que era cálculos renales, así que fue a un hospital local.

Mientras que la estaban examinando, un técnico le preguntó qué tan avanzado se encontraba su embarazo. Jaeger lo miró sospechosamente y le dijo que no sólo no estaba embarazada, sino que tenía su periodo.

Así que imaginen su sorpresa cuando ella terminó en una cirugía de emergencia, con un médico ordena ordenando una ecografía.

"Estaba casi en estado de shock", le dijo Jaeger a CNN.

"Pasé de buscar en Google 'tratamiento para cálculos renales' a tener un ataque de pánico por el hecho de que no solo estábamos embarazados, sino que el bebé llegaría en menos de una hora", escribió Michael Jaegers en Facebook. "La mayoría de padres tiene unos 9 mese para prepararse para esta bendición, pero nosotros tuvimos 30 minutos".

Stephanie Jaegers estaba preocupada porque no había tenido ningún cuidado prenatal. Pero no solo eso: el bebé estaba en problemas.

"Venía al revés con los pies sobre su cabeza", le dijo a la afiliada de CNN. Una hora después de eso nació Shaun.

Fueron unas horas increíbles y locas, pero cuando la madre cargó a su hijo por primera vez dijo que todo estaba bien.

"En ese punto todo el miedo desapareció, y pensé que así debía ser", le dijo a CNN.

Cuando Michael Jaegers se enteró que iba a ser papá por cuarta vez, no sabía qué pensar.

"¿Cuál fue mi reacción? Tuve como siete u ocho reacciones", le dijo a CNN. "Tuve dudas, y sin duda miedo".

Jaegers dijo que él y su esposa empezaron a pensar en todo lo que habían hecho en los últimos meses, preguntándose si habían hecho algo para poner en riesgo al bebé que no sabían que venía. ¿Había comido algo que no debía? Hace algunos meses se había roto el tobillo y le tomaron radiografías. ¿Podía eso haber herido al bebé?

"Habíamos ido a Six Flags (parque de diversiones) y ella se subió a un par de montañas rusas", dijo el padre. No es una actividad recomendada para una mujer embarazada.

Sus temores aumentaban porque la madre tuvo complicaciones cuando nació su hija hace un par de años.

Pero sus miedos no se volvieron realidad. Shaun es un bebé perfectamente sano, y el padre dice que de los cuatro nacimientos que han tenido, Shaun ha sido el bebé más saludable.

¿En serio no sabían?

Michael Jaegers luego habló de la pregunta que todo el mundo les hace cuando escuchan la historia de la familia. ¿Cómo es que no se dieron cuenta de que estaba embarazada?

"Nos hicimos la misma pregunta. Nos han llamado estúpidos e ignorantes, pero cuando te pasa a ti realmente no puedes explicarlo", dijo. "Ella conoce los síntomas, las señales. No hubo ninguno. Es un milagro".

Durante los meses pasados, su esposa se quejaba de que se sentía hinchada y eso puede ser porque el pequeño Shaun estaba "doblado a la mitad todo el tiempo" bajo una costilla, lo que podría explicar por qué la madre no tenía un vientre prominente durante su embarazo.

Hace un año a Stephanie Jaegers le dijeron que estaba menopáusica y probablemente no podría tener más hijos, lo que explicaría su desbalance hormonal.


Fuente: CNN español



Comentarios