Policiales
Sábado 21 de Febrero de 2015

Una mujer embarazada y su hijo murieron aplastados por un camión

La joven tenía un embarazo de tres meses y su hijo, 9 años. Intentaban cruzar la ruta 22, en Río Negro pero fueron alcanzados por un vehículo de gran porte. Otro menor se salvó de milagro.

Muerte y desolación, un vacío inexplicable y ninguna respuesta a la fatalidad. Todo eso se conjugó ayer por la tarde en la Ruta Nacional 22, a la altura de Allen, luego de que una camioneta embistiera a una madre embarazada de tres meses y a su hijo de 9 años. Ambos fallecieron en el acto y otro hijo de la mujer, también menor de edad, salvó su vida de milagro.

Habían pasado algunos minutos de las 16 y Raúl, un empleado rural que trabaja en la chacra de un productor allense de apellido Borocci, había llevado a su familia a tomar al colectivo. A bordo de un tractor el hombre acercó a su mujer, Nancy Natali Fernández (29) y a sus dos hijos, de 8 y 9 años de edad, hasta la Ruta 22.

A la altura del "cruce de Cebolla", a un kilómetro y medio hacia oeste de la Secretaría de Fruticultura de Río Negro, el tractorista despidió a su familia y emprendió el regreso a la chacra para seguir con las tareas rurales. Su mujer y sus hijos debían cruzar la Ruta 22 de Sur a Norte para tomar el colectivo y cuando el hombre ya transitaba por un camino de tierra, oyó el ruido de una frenada y un fuerte estampido que anunció la tragedia.

Al intentar atravesar la 22 la mujer y uno de sus hijos, el de 9 años de edad, fueron embestidos por una camioneta Fiat Strada dominio MZN 889 que transitaba en sentido Allen-Fernández Oro. Madre e hijo fallecieron en el acto y los cuerpos quedaron tendidos en ambas banquinas. El otro de los hermanitos, de 8 años de edad, alcanzó a cruzar la Ruta 22 y sobrevivió al fatal hecho.

Algunos minutos más tarde y cuando la ambulancia del hospital de Allen concurrió al lugar, el personal de Salud constató que la mamá y el niño no tenían signos vitales. Después los efectivos policiales del Cuerpo de Seguridad Vial comenzaron a realizar distintas pericias para establecer cómo sucedió el lamentable episodio.

La escena que dejó el accidente fue desgarradora. Restos de una mochila y el calzado de uno de los niños desparramados sobre el pavimento, el padre y una decena de familiares de las víctimas quebrados en llanto y sin encontrar consuelo.

El hombre que conducía la Strada fue identificado como Emilio Daniel Escola, de 28 años de edad, domiciliado en General Roca y quien trabaja en la firma inmobiliaria Re/Max, empresa a la que pertenece la camioneta involucrada. Según se pudo conocer, luego del hecho el conductor de la Strada fue trasladado hacia el destacamento policial de la Ruta 22 donde se le extrajo sangre para practicarle el dosaje del alcohol.

El jefe del Cuerpo de Seguridad Vial de Allen, Matías Milano, indicó que de acuerdo a los datos brindados por familiares, la mujer fallecida se encontraba embarazada y agregó que las víctimas son oriundas de Tucumán. "Por el momento no tenemos esa información", respondió Milano cuando se lo consultó sobre si la camioneta realizaba un sobrepaso al momento de la colisión.

Por el hecho se inició una causa penal con intervención del Juzgado de Instrucción Nº 2 de General Roca y el hombre que circulaba en la Strada quedó demorado, a disposición de la Justicia. El tránsito sobre la Ruta 22 se restableció luego de las 18:30 cuando una ambulancia retiró los cadáveres y concluyeron las pericias. (Fuente: Diario Río Negro).

Comentarios