Mundo
Lunes 10 de Agosto de 2015

Una joven murió decapitada por la hélice de un helicóptero gubernamental

La intención de la mujer era acercarle un pedido al jefe de gabinete de Perú por la situación de su hermano preso. 

Dioselinda Zapata Feijóo, una joven de 21 años, murió decapitada el viernes pasado en la ciudad peruana de Tumbes cuando la hélice de un helicóptero golpearon su cabeza.
La mujer encontró la muerte de manera trágina cuando intentaba acercarle un petitorio al jefe del Gabinete Ministerial, Pedro Cateriano, en reclamo por su hermano preso.
En el video, difundido por la prensa de ese país, se ve cómo la mujer camina sin percatarse que la hélice del helicóptero continuaba funcionando y sufre la trágica muerte.

Comentarios