Mundo
Viernes 14 de Octubre de 2016

Una joven de 15 años fue violada por 20 presos en una cárcel de Brasil

La menor que robó un celular fue enviada a una prisión de hombres, donde fue obligada a mantener relaciones sexuales a cambio de comida.

Una joven de quince años ha pasado un mes encarcelada en la celda de una prisión brasileña junto a más de veinte hombres. La menor fue obligada a mantener relaciones sexuales a cambio de comida.

Un portavoz de la asociación de derechos humanos Children and Adolescent Defence Centre (Cedeca) ha denunciado el caso, asegurando que la chica "fue violada desde el primer día".


Según la denuncia, el número de hombres que compartían celda con la agredida variaba de 20 a 34. La chica fue encarcelada en Abaetetuba (localidad en el estado brasileño de Pará) como sospechosa de un robo de un celular.


"Fue violada innumerables veces y fue forzada a mantener relaciones sexuales a cambio de comida", explicó Miere Cohen, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Brasilia.


No es la primera vez que un caso así ocurre en el estado de Pará. Meses atrás, una mujer de 23 años fue encarcelada junto a más de 70 hombres. La gobernadora del estado, Ana Julia Carepa, aseguró que "no importa si tiene 15, 20, 50, 80 o 100 años. Una mujer no puede ser encerrada en una celda repleta de hombres".


Carepa explicó que la chica, que pertenece a una familia con escasos recursos, "está muy asustada", aunque "es capaz de reconocer a sus violadores". También ha admitido la sospecha de que la muchacha fuera detenida para ser explotada sexualmente por los presos, una "práctica lamentable que infelizmente sucede desde hace algún tiempo".


Movimientos civiles brasileños denunciaron que son comunes los casos de mujeres encarceladas junto a hombres en Pará, mientras que varias autoridades de este estado han esquivado el caso, echándose la culpa entre la policía, jueces y fiscales.


La jueza Clarice de Andrade, encargada de ordenar la polémica medida, quedó suspendida de su cargo durante dos años, sin goce de sueldo. Desde la prisión habían enviado una petición sobre el "riesgo que sufría la adolescente de vivir cualquier tipo de violencia".


Según anunciaron los propios integrantes del juzgado en donde se desempeña la magistrada, esta no emitió ninguna orden para trasladar a la menor pese a que existían reportes que estaba siendo abusada.


Fuente: La Nación

Comentarios